Agrandar imagen | Ver tamaño original
La actuación se concentra restaurar 8 pisos de 150m2 de un edificio residencial construido en 1872 ubicado en la calle Montcada de Barcelona. Unas plantas vilmente zarandeadas plantean un minucioso trabajo de arqueología, en el que es de interés despojar todos los postizos añadidos para ver qué elementos aún gozan del privilegio de perdurar en el tiempo. Una vez desnudado el espacio, aparecen grandiosos dinteles de piedra ocultos bajo incongruentes revestimientos de fachada; 14 esplendidos mosaicos de Nolla y 27 piezas hidráulicas de gran riqueza cromática sepultados bajo desconsiderados pavimentos; y elocuentes artesonados en los techos avivando la atmósfera de un pasado al parecer magnífico. Justo en este momento, cuando la grandeza del espacio ha sido puesta de nuevo en acción, se decide posar cuidadosamente una suerte de artefactos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir