Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa se sitúa a unos 500 metros del mar, a una altura que permite verlo y apreciarlo como así las puestas de sol sobre el océano Pacífico. Ubicada en el extremo del condominio, limita con una quebrada por el norte y luego las vistas se abren sobre el campo-mar. El armado se compone de 3 bloques que por un lado se abren hacia las vistas (mar-quebrada-campo-norte ) y se cierran conformando un patio de acceso al oriente, protegido, contenido y escalado. Cada uno de los 3 bloques responden a usos diferentes de la casa. Estos a su vez están diferenciados volumétricamente: sus espacios principales están tratados con techos con pendientes que se abren hacia las vistas o buscando la entrada de luz solar. Y las circulaciones son tratadas como sub-volúmenes adosados, planos y abiertos. El bloque principal, y por el cual se accede, contiene el hall de acceso, el estar comedor, la cocina y las terrazas más importantes en altura y con vistas al mar. En el segundo volumen (hacia el norte) se ubica la suite principal, con W.I.C. baño compartimentado y 2 terrazas privadas: una hacia el este para usar en las mañanas y otra hacia el norte para las puestas del sol y provista de un hot tub. Esta ala de la casa contiene también un dormitorio para invitados con baño. El tercer bloque en el suroeste tiene 2 dormitorios, baño y una sala de estar y juegos. Por los movimientos del terreno se generó bajo el volumen principal un área de 120 m2 que es usada como club: con parrilla, lugar de juegos, fogón y terraza de arena hacia el nororiente. La materialidad es básicamente madera. La misma fue tratada en diferentes formas y dimensiones para separar volúmenes y generar un juego de texturas y tonos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir