Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se trata de una casa de descanso implantada en un tupido bosque de pinos de la ciudad de Pinamar, en un terreno que presenta una pendiente oblicua descendente hacia la parte posterior. La construcción es sobre todo una respuesta al lugar en el que se asienta. Se crea una plataforma semienterrada a modo de zócalo de uso más privado, sobre la cual se apoya un volumen más abierto que contiene las funciones sociales. El nivel inferior o basamento se organiza en dos franjas, una de circulación y servicios hacia el sector enterrado y otra que alberga los dormitorios alineados a una galería que reciben el sol de la mañana. Así mismo, el nivel superior de acceso se estructura en bandas; una hacia el frente de servicios y otra orientada hacia el norte que acoge las funciones de estar comedor. Esta zona social se convierte en un espacio de sombra al aire libre, que enmarca el paisaje del bosque. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir