Agrandar imagen | Ver tamaño original
En proyectos anteriores, se ha utilizado un sistema de vigas y columnas de concreto para liberar los planos de las columnas, conectando de mejor manera los diferentes espacios y conectando el exterior y el interior. En la Casa Bunker, utilizamos este sistema concreto no solo como una estructura, sino también como particiones espaciales que guían la estética del proyecto. Una serie de columnas de hormigón agrupadas en tres patas sirven como puntos de anclaje estructural para las losas. Estas tres patas definen experiencias espaciales en toda la casa: en el primer piso, la primera pata protege los espacios del exterior; el segundo es esencialmente un núcleo de ascensor y el tercero define un borde liso entre el área habitable y los espacios de servicio. La primera y la segunda pata acentúan la sala y el comedor con la altura adicional. En los niveles superiores, estas patas se fusionan con paredes no estructurales para definir los límites entre el interior y el exterior, y dividen el nivel superior en habitaciones más pequeñas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir