Agrandar imagen | Ver tamaño original
El nuevo Bar Café Melk no solo significó una caminata por la cuerda floja entre la necesidad y la estética, sino también un recordatorio de cuánto la gente pasa por alto algunos aspectos de diseño. El difícil espacio tenía que adaptarse a una marca existente y elevarse para futuros lanzamientos. El espacio tiene una forma triangular con una pared curva y un área que se estrecha. Adoptamos un enfoque que exhibe líneas de producción, máquinas elegantes y una ruta de consumo que fomenta la interacción entre empleados y clientes. Las mesas cerca del mostrador se elevan a la altura de la barra en las plataformas y los bancos superan los límites ergonómicos para cumplir con una ocupación de 24 personas. El espacio original estaba abarrotado. Nuestro enfoque estético enfatizó la atemporalidad de las materias primas dentro de una paleta limitada. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir