Agrandar imagen | Ver tamaño original
Con el aumento en los niveles de emisión de contaminantes a lo largo de los años, también ha aumentado la preocupación sobre las acciones que se pueden tomar para minimizar el daño causado al planeta. Como una forma de promover la reducción o la no generación de residuos, surge el principio de las 3 R: reducir, reutilizar y reciclar. Estas acciones, junto con la adopción de patrones de consumo sostenibles, se han promovido como una forma de proteger los recursos naturales y minimizar el desperdicio. El primer concepto de las 3 R, la "reducción", es bastante amplio y puede entenderse como la reducción en el uso de materiales, pero también en el consumo de energía y sobre todo, en la huella ecológica. En arquitectura, la reducción puede traducirse, entre otras medidas, en el uso de materiales no contaminantes, duraderos y reciclables; en el uso de prefabricación como una forma de reducir los escombros en el sitio de construcción; y el uso de BIM para reducir errores y desperdicios y optimizar los procesos de diseño y construcción. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir