Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicada en un pequeño y tranquilo pueblo costero en Vung Tau, Vietnam, esta casa fue diseñada para una familia de 3 miembros con el fin de abandonar la ajetreada ciudad para vivir y comenzar un negocio familiar de hospedaje. Gracias al diseño minimalista y la eliminación de elementos innecesarios, la casa crea una energía suave que hace que el usuario se acerque por completo a la naturaleza. La estrategia adoptada fue separar el edificio en dos partes mediante un tragaluz y el espacio verde en el centro mientras que la planta baja se abre por completo. El diseño proporciona una solución conveniente de ventilación natural, lleva la luz solar y el aire fresco a cada rincón de la casa que a menudo se limita debido su tamaño largo y estrecho. También proporciona una vista abierta desde las habitaciones que se reúnen alrededor de este tragaluz, conectando naturalmente la vida interior con la vida costera al aire libre. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir