Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto tiene como objetivo satisfacer la demanda de espacios de alimentación y de servicio. Con una población aproximada de 12 mil empleados y varios edificios administrativos, la sede de la institución no contaba con espacios dedicados a dichos usos. El primer análisis realizado buscó identificar posibles áreas para la implementación de este proyecto que debían ser modulares y flexibles. Un punto de atención fijado por el banco fue la alta demanda de espacios de estacionamiento. Por lo tanto, se optó por la implementación en el resto de áreas con el fin de no reducir su número y con el fin de preservar en la mayor medida posible la extensión arbórea existente. Otra premisa relevante fue implementar el proyecto de acuerdo con la densidad de población de los edificios circundantes. El punto de partida del proyecto sigue la premisa de una ocupación del terreno de forma sutil, aprovechando la topografía existente así como la vegetación local. Los módulos se configuran como enormes pabellones metálicos, levantados del suelo, con áreas de circulación y patios en todo su perímetro. Las áreas de apoyo como cocinas, bodegas y baños son opacas, cerradas con placas de metal perforadas que dan forma a siluetas de árboles, imitando la sombra de la gran vegetación local.  Las otras áreas reciben cierres de vidrio que se abren y cierran, integrándose visualmente con las áreas verdes circundantes. Su cubierta está compuesta por una capa vegetal, que se integra aún más al lugar, contribuyendo al confort térmico y reduciendo problemas de canaletas y captación de agua de lluvia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir