Agrandar imagen | Ver tamaño original
Casa Makio es una vivienda esquina situada en un barrio vigilado de Kuala Lumpur. El cliente quería un hogar minimalista y cómodo que se adaptase a su familia y a su personalidad. El concepto se derivó del espacio original, para abrazar la luz y las vistas, y luego aumentar la experiencia espacial a través de la materialidad. La idea era unificar los elementos arquitectónicos originales de la casa a través de un revestimiento de paneles de madera maciza para conectar la escalera con el entresuelo del primer piso. La escalera, colocada en un lugar prominente, se convirtió en la pieza central de la vivienda. La continuidad del material fue llevada al entresuelo superior con la adición de una galería que extiende la placa del piso existente para envolver la periferia de los espacios habitables de doble volumen. Este espacio sirve como un pasillo con estantes, ventanas y almacenamiento. En el último rincón, hay un área de estudio/cama que mira directamente a la copa de los árboles. El patio se transformó en un jardín esculpido en roca que proporcionó un tranquilo refugio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir