Agrandar imagen | Ver tamaño original
El concepto del proyecto se inspiró en su ubicación situada en el centro de São Paulo. En la decoración hay varias referencias a la ciudad, que van desde la luminaria con la forma del mapa de São Paulo en el vestíbulo, las pegatinas con los nombres de las calles más famosas de la ciudad y la instalación de más de 30 luminarias de cúpula de papel que refieren al barrio de Liberdade. Por otro lado, para mantener la identidad de la marca Ibis Budget, en todos los espacios hubo tonalidades de azul, que es el color de la bandera, mezclándose con tonalidades de amarillo, gris y blanco para hacer más divertidos los espacios. Para no ser monótonos se utilizaron dos modelos de pavimento, uno simulando madera y el otro en 3 tonos imitando hormigón con paginación geométrica. La recepción tiene un frente que mezcla la vegetación y bloques de concreto, haciendo referencia a la naturaleza y los edificios que se unen en el centro de la ciudad. En la parte inferior del mostrador, un panel de tejas metálicas corrugadas hacen referencia a los contenedores y un letrero de neón amarillo que destaca aún más con el brillo del panel en la parte inferior. Para ocultar el mueble de apoyo para la recepción, se creó un patrón geométrico que deconstruye el símbolo de la ciudad tan conocido por todos. Como es un hotel antiguo, las áreas sociales estaban muy desactualizadas tanto en términos de estética como de funciones. Por ello, se solicitó crear un diseño inusual, creativo y joven para animar a los huéspedes a permanecer en ese espacio y animar a los forasteros a visitar estas áreas como un bar o restaurante. Además, era necesario crear una mayor conexión entre el restaurante y el vestíbulo para que se pudiera utilizar durante todo el día y no solo para el desayuno. Se demolió el muro que separaba el restaurante del resto del espacio, aumentando la conexión entre ambientes. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir