Baños sin contacto: Mejorando la experiencia de usuario con la tecnología Touchless

Baños sin contacto: Mejorando la experiencia de usuario con la tecnología Touchless

Ante la pandemia que estamos enfrentando como sociedad, hemos comenzado a cuestionarnos diversos hábitos que quizás normalizamos por mucho tiempo. Basta pensar en la manera de saludar, ¿será necesario el contacto físico para establecer un saludo? Podríamos hacer referencia a países como Japón donde se saluda con una reverencia o Tailandia con el “Wai”, saludo mediante una inclinación de la cabeza con las manos juntas, o por qué no con un aplauso, como se lleva a cabo en Zimbabue.

El contacto físico no solo alude a las personas, sino también a los objetos que tocamos a diario. Una de las recomendaciones para prevenir el contagio de COVID-19 es la higiene, que se realiza principalmente en el espacio del baño. Pero ¿cómo podemos usar un baño sin tocar el equipamiento que ya ha sido utilizado por otra persona? Resulta casi una contradicción. Este cuestionamiento es aún más relevante en baños públicos. Imaginemos el recorrido usual que realizamos en un recinto de este tipo, ¿cuántas veces debemos tocar un objeto?

  1. Abrir puerta general
  2. Abrir puerta del cubículo
  3. Tomar papel higiénico
  4. Utilizar sistema de descarga
  5. Abrir puerta del cubículo
  6. Sacar jabón de manos
  7. Accionar la grifería
  8. Cerrar la grifería
  9. Secar las manos
  10. Botar papel
  11. Abrir puerta general

Bajo esta problemática, la tecnología touchless (sin contacto) es una óptima solución, ya que permite realizar el acto de limpieza sin necesidad de tocar el accesorio. Si bien la preocupación actual es la higienización, los sistemas sin contacto también son una solución altamente efectiva para los adultos mayores o para las personas en situación de discapacidad. A continuación, comparamos el recorrido de una persona a través de un baño tradicional versus un baño con equipamientos sin contacto, tomando como referencia una serie de dispositivos que CHC ha ido implementando con el objetivo de aportar a la sistematización de los baños inteligentes.

Cortesía de CHC
Cortesía de CHC

Acciones 1, 2 y 11: Abrir y cerrar puertas

Evitar el contacto con manillas y puertas es fundamental durante todo el proceso, especialmente al salir del baño. Para abrir o cerrar puertas, siempre es posible utilizar las piernas o el codo, aunque existen accesorios sin contacto que permiten manejar estos elementos sin utilizar directamente las manos, además de recubrimientos antibacteriales para accesorios de constante manipulación.

Acción 3: Tomar papel higiénico / Dispensadores de papel

Para realizar un recorrido limpio y seguro en el baño, lo primero a eliminar son los dispensadores de papel tradicionales que permiten que una acción de limpieza se transforme en lo contrario. Por ello, los dispensadores automáticos con sensor infrarrojo son una opción conveniente para evitar el contacto directo con el objeto, pero también con la persona que ocupó el baño previamente. Mediante estos artefactos, el papel es automáticamente suministrado una vez que el sensor infrarrojo detecta el movimiento.

Acción 4: Utilizar sistema de descarga / Fluxores de sanitarios y urinarios

Tocar el mismo pulsador que acciona cada persona que entra al baño, resulta un acto totalmente antihigiénico. Esto ocurre no solo por tocar un mismo accesorio, sino porque los usuarios se encuentran con las manos sucias al momento de presionarlo. Con el objetivo de evitar la acumulación de residuos, es clave contar con un mecanismo automatizado para la descarga del WC. Entre las soluciones touchless, se encuentran fluxómetros que activan la descarga cuando el usuario se aleja, captando el distanciamiento a 40 cm. Estos fluxores de accionamiento automático discriminan si el usuario permanece más tiempo usando el artefacto, lo que lleva a descargar la mitad del volumen de agua.

Cortesía de CHC
Cortesía de CHC

Acción 6: Sacar jabón de manos / Dispensadores de jabón

Uno de los hábitos originados por el COVID-19 no solo ha sido lavarse las manos regularmente, sino que también desinfectarlas. Para llevar a cabo este proceso sin contacto físico, existen dispensadores electrónicos que se activan mediante sensores infrarrojos y permiten elegir entre jabón, loción, o gel antibacterial sin espuma.

Acción 7 y 8: Accionar y cerrar la grifería / Grifos electrónicos con sensores

Resulta absurdo tener que volver a ensuciarse las manos cuando ya han sido limpiadas. Por lo tanto, es crucial reemplazar la grifería tradicional de lavamanos por nuevos mecanismos sin contacto. Los grifos electrónicos funcionan mediante sensores, ubicados en el caño junto a la salida del agua o en el cuerpo de la grifería, permitiendo la salida y el cierre del agua y optimizando el consumo. Probablemente, los baños del futuro incluirán más de una función en un mismo aparato, con el fin de facilitar cada vez más la experiencia en el baño. Wash&Dry es un accesorio que incluye lavado y secado de manos en pocos segundos.

Cortesía de CHC
Cortesía de CHC
Grifería. Image Cortesía de CHC
Grifería. Image Cortesía de CHC
Wash&Dry. Image Cortesía de CHC
Wash&Dry. Image Cortesía de CHC

Acción 9: Secar las manos / Secadores inteligentes de manos

¿Alguna vez nos hemos cuestionado cómo es el aire que emiten los secadores de manos? Para que sean efectivos es importante que se puedan utilizar sin necesidad de tocar, pero no sirven de nada si no garantizan un aire limpio. La incorporación de filtros HEPA permite capturar el 99.97% de las partículas, reteniendo la mayoría de las bacterias y algunos de los virus más comunes. Al retener partículas de 0,3 micras de tamaño, estos filtros capturan nocivas partículas en suspensión, como los dañinos PM10 y PM2.5. Asimismo, los secadores inteligentes permiten ahorrar energía gracias a la disminución de ruido y tiempo de secado.

Secador de manos Airblade DB. Image Cortesía de CHC
Secador de manos Airblade DB. Image Cortesía de CHC

Acción 10: Botar papel / Depósitos automatizados de basura

Para protegernos de los gérmenes, es recomendable mantener distancia respecto al contenedor de basura, ya que en ellos se junta una gran cantidad de residuos patógenos. Si bien las papeleras cuentan con mecanismos para poder abrirlas sin tocarlas con las manos, en muchas ocasiones, por mal funcionamiento o por tipología de dispositivo, es inevitable el contacto. Para garantizar un acto higiénico, existen depósitos de basura automatizados con apertura por sensor que permiten arrojar papel a una distancia prudente para evitar el contacto.

Wash&Dry. Image Cortesía de CHC
Wash&Dry. Image Cortesía de CHC

Es esencial crear conciencia sobre la incidencia que tienen sobre nosotros los espacios que usamos y habitamos, y todas estas nuevas preocupaciones en relación a la higiene parecen demasiado obvias como para haber sido obviadas por tanto tiempo. El baño es una pieza fundamental para el funcionamiento de nuestra vida diaria, por lo tanto, debe ser proyectado de manera inteligente. Las tecnologías sin contacto se presentan como una alternativa idónea, ya que permite ahorrarnos aquellas "11 acciones" en las cuales actualmente tocamos objetos potencialmente sucios. Esto es necesario por un tema de contingencia sanitaria, pero también por contribuir a la creación de espacios inclusivos.

Revisa más detalles sobre cada una de estas soluciones y dispositivos aquí.

Cita: "Baños sin contacto: Mejorando la experiencia de usuario con la tecnología Touchless" 20 oct 2020. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/947491/banos-sin-contacto-mejorando-la-experiencia-de-usuario-con-la-tecnologia-touchless> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.