Agrandar imagen | Ver tamaño original
El refugio es un problema importante en la arquitectura. Las formas de vivir y relacionarnos con el espacio en el que vivimos a diario es una eterna discusión de la disciplina que tiene como objetivo traer una mejor calidad de vida, pero también innovar en materia de habitar. Al sumar otros estratos como la especulación inmobiliaria, una alta densidad de viviendas en los núcleos urbanos, la búsqueda del nomadismo o incluso el mero deseo de seguir una tendencia, el debate en torno a las casas de pequeña escala está cada vez más presente. Con eso, nos preguntamos, ¿cuál es la superficie mínima necesaria para vivir? Las discusiones sobre vivienda mínima no son nada nuevo. En el CIAM en 1929, el tema Die Wohnung für das Existenzminimum (vivienda para el nivel mínimo de vida) ya pretendía presentar resoluciones para las necesidades biológicas y psicológicas en los edificios a través de un mínimo. Casi un siglo después, sabemos que tratar el pensamiento de un mínimo sigue siendo un tema controvertido y que debe ser discutido, principalmente porque no es capaz, muchas veces, de satisfacer criterios de bienestar o deseo de sus usuarios. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir