Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Capilla de la Tierra se encuentra en el límite entre un desarrollo habitacional campestre y un pueblo del interior de Yucatán. Sin querer imponer un hito religioso que fuese parte del desarrollo habitacional y si un punto de encuentro para todos los residentes de la zona, la capilla se mimetiza, desaparece del paisaje inmediato actuando como un elemento limítrofe entre los dos sistemas territoriales La Capilla es ecuménica, nace del deseo del desarrollador para darle servicio a la comunidad formada por miembros de diferentes creencias religiosas. Está destinado a ser un lugar de reflexión, silencio y oración, además de tener un contacto intrínseco con la naturaleza. La llegada a la Capilla está precedida inicialmente con un marco de concreto que permite visualizar una larga caminata en una pendiente poco pronunciada y escoltada con árboles de Chaka, un camino que parece llevar a la profundidad de la tierra, dejando expuestas sus paredes en las cuales las texturas naturales invaden las ranuras de las capas del tiempo y al final un espacio donde disfrutar el silencio y los sonidos de la naturaleza. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir