Agrandar imagen | Ver tamaño original
La vivienda del siglo XIX está situada en un cruce muy concurrido en la circunvalación de Gante. En el lado de la calle, la casa tiene una amplia fachada de tres pisos de altura coronada con un techo a dos agua. En el primer piso, un mirador curvo ofrece una vista sin obstáculos sobre el agua. En el lado del jardín, el volumen principal conecta con una extensión alta y majestuosa. Esta alberga la escalera de madera original que conduce elegantemente al primer piso. Con el tiempo, varias extensiones de baja calidad fueron construidas alrededor de esta escalera. El cliente deseaba recuperar el carácter original de la casa y restaurar sus valiosos elementos existentes. Las escaleras, chimeneas, puertas y parquet han sido preservados y recuperados. Las adiciones posteriores fueron técnicamente problemáticas y tuvieron que ser eliminadas. El volumen principal, junto con la escalera original, se convirtieron en la base de una nueva ampliación. De esta manera, la casa podía volver a proporcionar suficiente espacio para un programa residencial y una zona con un estudio de grabación y fotografía. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir