Agrandar imagen | Ver tamaño original
Bañada por el río Tajo, la ciudad de Toledo, Patrimonio de la Humanidad desde 1986, acoge joyas mudéjares, del arte islámico, restos románicos y ejemplos renacentistas y barrocos. La Casa Mirador del Valle se encuentra situada en la ladera sur del centro histórico de Toledo, en uno de los enclaves más emblemáticos de la ciudad. Uno de los retos principales consistía en cómo integrar una arquitectura contemporánea en este entorno de gran tradición histórica, en donde el edificio final, además, tendría una gran presencia. “…se trataba de buscar un equilibrio donde poner en valor el contexto pero, al mismo tiempo, no perder la identidad propia de una intervención contemporánea” El proyecto se asienta sobre un estrecho solar de 8m de fachada y 13m de fondo, con acceso desde una calle de gran pendiente desde donde se alza el volumen principal de la propuesta, que adapta su alineación urbana a las arquitecturas vecinas. El edificio se cierra a la calle, presentando una única apertura a modo de celosía.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir