Agrandar imagen | Ver tamaño original
Consagrado como una de las promesas de la arquitectura brasileña, Nildo José y su equipo sintieron la necesidad de buscar un espacio más grande y cómodo para su nueva oficina. El barrio de Vila Madalena fue el lugar elegido para este proyecto. El ambiente bohemio y las galerías al aire libre armonizan perfectamente con el concepto y los desafíos de transformar la vida de las personas a través del arte y la arquitectura. La nueva ubicación refleja lo que ya se ve en los proyectos firmados por la oficina: un lugar con una arquitectura limpia que transmite una sensación de comodidad y bienvenida. La presencia de materiales naturales como madera, mármol, lino, cuero y la iluminación indirecta en los paneles, los zócalos y la carpintería dan aún más encanto al espacio. A la hora de diseñar la oficina, había dos preocupaciones principales: que el espacio desbordara el estilo de la marca y sobre todo que fuera agradable para los que la frecuentan todos los días.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir