Agrandar imagen | Ver tamaño original
En 2018, en la Alameda Central de la Ciudad de México se erigió un espacio flexible y efímero que demostró la luminosidad y flexibilidad plástica de unir 2,500 garrafones para formar un oasis cónico azul. Actualmente, este pabellón vive dentro del Huerto Urbano Roma Verde, en donde ha albergado distintos eventos y actividades en búsqueda de perder la fugacidad y no permanencia con la que se determinó su esencia primaria. Bajo este contexto, Factor Eficiencia lo transformó para evocar una de las tradiciones mexicanas más profundas en una reinterpretación del altar de muertos, tal y como lo hacen las familias mexicanas en sus hogares. Cada uno de los garrafones que forman el camino helicoidal de la tierra al cielo se visten con ramos de cempasúchil que ayudarán a los seres queridos a encontrar el camino de vuelta a casa. Al voltear al cielo, cuelgan las imágenes de los que se adelantaron. Aquí, el imaginario colectivo se materializa en un espacio para el que no olvida. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir