Agrandar imagen | Ver tamaño original
El centro de la ciudad báltica alemana, Zingst, ha adquirido una dimensión nueva y permanente, un escape de las formas y perspectivas de la realidad. El pabellón arquitectónico-artístico TAUMASCOPIO del arquitecto italo-francés Mattia Paco Rizzi vincula la vida cotidiana en la calle con lo extraordinario. La gente entra en la obra de arte y cambia por un momento su visión y conocimiento de la realidad. TAUMASCOPIO no solo se ofrece como una herramienta lúdica para los niños, sino que lleva a los adultos a un área de meditación. El proyecto es el entorno perfecto para detenerse un momento o tomar fotografías. La estética del interior en su perfección y belleza recuerda el diseño de alta calidad utilizado solo en la construcción de barcos y aviones. Con las dos aperturas al mundo circundante, en ambos extremos del trabajo, las personas pueden intercambiar miradas y fragmentos de sí mismos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir