Agrandar imagen | Ver tamaño original
El enfoque para la remodelación de las unidades de hospedaje de este proyecto se basa en dos notables principios preexistentes. El edificio está fuertemente marcado por su conexión con el jardín japonés que se desarrolla a su alrededor, en un entorno de jardín central. La arquitectura que lo diseña, es un ejercicio pragmático, muy organizado y formalmente contenido dentro de un patrón reticulado. El Tatami es el elemento que traduce y contiene estos principios, por lo que es elegido como el principio del concepto de intervención. No solo por su carácter dimensional, sino también por su forma reguladora, este fue el hilo conductor del léxico utilizado como soporte de escala y proporción del espacio. El uso de materiales naturales tenía sentido, según la interpretación del entorno que genera ese jardín. Piedra, acero y madera, recrean el elemento de habitación, en un contexto unificador entre el pasado, presente y la idea de futuro desarrollo del edificio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir