Agrandar imagen | Ver tamaño original
Suelos, techos, plafones. Hablando de una forma muy genérica, son prácticamente todos los elementos horizontales que podemos encontrar en la construcción de un edificio. Estas tres partes se modelan de forma muy similar en Revit y por esta razón, durante el aprendizaje de este software, aparecen casi siempre una detrás de la otra. El orden suele ser un orden más bien lógico y, por lo tanto, similar: comenzando primero por los suelos, más tarde por los plafones (también llamados cielos) y, finalmente, los techos. Todo ello, después de haber modelado los muros exteriores e interiores de nuestra edificación. Para la creación de los suelos es importante tener previamente modelados los muros, ya que podremos –o incluso debemos– referenciar los suelos a los muros preexistentes. Recordemos que para tener los muros listos, debimos haber gestionado todos los niveles del proyecto al inicio del modelado. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir