Agrandar imagen | Ver tamaño original
"Casa de acero hecha por artesanos" es un buen ejemplo de autoconstrucción. En un período de diez años, un antiguo garaje se convirtió en una residencia de madera con una fachada de acero corten. Fue una tarea desafiante en la que la buena cooperación, la perseverancia y el amor por el oficio llevaron a un resultado final increíble. Zecc Architecten diseñó la fachada y los clientes realizaron todo el proyecto ellos mismos con la ayuda de artesanos amigos. En esta vivienda se renovaron las características estilísticas de una casa de clase trabajadora. La residencia se destaca fuertemente en abstracción y material, pero está en consonancia con los edificios adyacentes a través de la forma, composición y detalle. Elementos característicos de la fachada, como la cubierta del ático y la estructura de la propia chimenea, fueron esculpidos prácticamente en chapas de acero corten por los arquitectos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir