Agrandar imagen | Ver tamaño original
Construido en 1878 en las parcelas de Can Mangala, el complejo de Can Batlló comparte una larga trayectoria de crecimiento y transformación con Barcelona. El apogeo industrial de la ciudad vio cómo el complejo se expandía y se levantaban nuevos edificios. Sin embargo, con el tiempo, estos cayeron en desuso, lo que culminó en una reciente iniciativa liderada por la comunidad para reutilizar las estructuras en gran parte abandonadas. Este proyecto, que desarrolla el programa de una escuela de educación media en la séptima nave del recinto, es la piedra angular de un esfuerzo mayor para abrir Can Batlló a la Gran Vía y al gran público. Al abordar este proyecto, el arquitecto barcelonés se comprometió a respetar el patrimonio arquitectónico del edificio, mantener sus rasgos tipológicos originales y hacer que sus adiciones sean completamente reversibles. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir