Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situada en un clima tropical húmedo a orillas de la Laguna de Bacalar en México, la propuesta arquitectónica de esta casa vacacional mantiene como eje primordial la conservación del entorno natural y responde a su hábitat utilizando principios de arquitectura bioclimática. Aprovechando la pendiente pronunciada, el desplante arquitectónico se fragmenta en pequeños módulos para integrarse de manera respetuosa dentro del terreno natural y logra un mayor aprovechamiento de las vistas al cuerpo de agua. Generando múltiples niveles pequeños y puntuales se logró tocar únicamente un 5% del predio, manteniendo el 95% restante como área verde o espacio permeable. Un área social que se funde con la selva que la envuelve da la bienvenida a seis habitaciones a modo de cabañas independientes. La fachada principal, orientada a los vientos dominantes, y la fachada posterior, tienen un tratamiento de muro-louver para garantizar la ventilación cruzada. El diseño en  A  convierte a la techumbre en muros, utilizando el zacate k’oxolaak, material local cultivado sustentablemente y aislante térmico natural, como la principal piel del proyecto. Los materiales empleados son de bajo mantenimiento y se buscó el máximo aprovechamiento de materiales de la región para lograr un equilibrio con su entorno. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir