Agrandar imagen | Ver tamaño original
A lo largo del siglo XX, Miami ha sufrido numerosas y profundas transformaciones, desde su importante papel durante los años dorados, pasando a ser conocida como la capital estadounidense del Art Deco hasta convertirse en uno de los principales destinos de lujo de la ciudad. Después de casi una década de abandono y decadencia, poco a poco esta pequeña ciudad comenzó a despertar el interés en la comunidad de conservacionistas alrededor de 1985. Mientras que en la década de 1990, Miami resurge como un ave fénix para convertirse nuevamente en uno de los destinos más buscados en Estados Unidos, atrayendo a nuevos residentes ilustres y personajes famosos como Gianni Versace entre otros. Sin embargo, a pesar de sus diversas metamorfosis, hay algo que se mantiene en Miami y que nunca cambiará: el hecho de que es una isla barrera. "Una isla barrera está formada por una franja de arena, que se encarga de proteger la bahía. Resulta que este tipo de formación, como mecanismo de defensa, no se puede proteger, no hay dique o muro que pueda contener su colapso natural", dijo Allan Shulman, FAIA, director fundador de Shulman + Associates y profesor y director de programas de posgrado en Arquitectura en la Universidad de Miami. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir