Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este es un proyecto de renovación de un apartamento en un edificio producido en masa en la ciudad de Osaka, Japón. El cliente es una joven pareja que le gusta tener reptiles de mascota y coleccionar antigüedades. Como resultado de la conversación con el cliente sobre su futuro lugar, se decidió poner los domas, "lugar sucio" en japónes, en la entrada y en la zona de la cocina, funcionando como un área intermedia entre el interior y el exterior. Eliminamos todas las divisiones existentes e insertamos una sola pared independiente para conectar libremente las áreas públicas y privadas. En general, las paredes interiores cubiertas con papel tapiz suelen estar hechas de placas de yeso fijadas sobre montantes, pero su apariencia es demasiado débil en comparación con la textura rugosa de la superficie del marco de construcción de hormigón que propusimos a los clientes. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir