Agrandar imagen | Ver tamaño original
Casa Georgina, finalizada en el otoño del 2020, está compuesta por dos departamentos construidos en la ladera de las escarpadas montañas de la Sierra de Catorce. El proyecto se sitúa dentro de un jardín contenido por una barda perimetral y sobre una serie de ruinas de antiguas construcciones en piedra, con las cuales se establece un diálogo a través del juego de la adición y la sustracción. Tres muros escalonados organizan el esquema: el primer muro contiene la circulación exterior; el segundo muro enmarca los espacios habitables interiores; y el tercer muro separa al proyecto de la propiedad vecina. Localizado en Real de Catorce, un antiguo pueblo minero fundado durante el siglo XVIII para llevar a cabo la sustracción de plata, el proyecto cumple con las estrictas regulaciones de construcción locales y fue revisado públicamente por una junta supervisora. Además de temas de altura y restricciones de líneas de visión, las regulaciones de construcción especifican que todos los muros exteriores deben ser construidos con piedra local por medio de un sistema constructivo tradicional representativo del pueblo. En paralelo al desarrollo esquemático del proyecto, dichas regulaciones de construcción iniciaron consideraciones de diseño inmediatas que lo impactaron hasta la escala del detalle. Esto incluyó la reparación, reforzamiento y expansión de muros sólidos de piedra existentes en el sitio, así como también la construcción de nuevos muros utilizando un método de construcción modificado y más económico, el cual utiliza piedra, cemento colado y bloques de cemento.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir