Agrandar imagen | Ver tamaño original
La residencia Cedar Island ubicada a orillas del río Willamette, está diseñada para conectar la casa con su sitio y con los miembros de la pequeña familia entre sí. La casa se encuentra cerca del río, tan cerca que está preparada para posibles inundaciones. Los espacios habitables se levantan del suelo y se apilan sobre garajes de concreto. Estos zócalos de hormigón están marcados con la línea de marea alta de una histórica inundación de 1996, un recordatorio sutil del poder de la naturaleza y otro punto de conexión con el sitio y su historia. Arriba, la casa está dividida en tres volúmenes: una gran sala familiar y espacio de reunión, un ala de dormitorio privado y una casa de huéspedes, unida al resto por un puente de acero suspendido. La unidad familiar fue un factor de diseño fundamental, por lo que, en lugar de espacios de actividad más pequeños en toda la casa, el único lugar de reunión interior de la casa es la gran sala. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir