Agrandar imagen | Ver tamaño original
Casa Risch ubicada en un terreno en esquina dentro de un conjunto residencial de acceso controlado es una vivienda para una familia de cinco personas en la que se integró la mayoría de los deseos de sus futuros habitantes respetando los lineamientos del residencial. Al mismo tiempo, se planteó una estrategia para controlar el costo y el tiempo de la construcción.  Para evitar el contexto anodino y protegerse de la lluvia y del sol, la casa se cerró hacia el exterior, pero se decidió abrirla hacia el interior del terreno con el objetivo de brindar luz e iluminación natural en todas sus dependencias. Gracias a su sencilla estructura, la vivienda permite la integración del jardín a la estancia/comedor a través de un cancel corredizo que se abre a todo lo ancho del terreno, manteniendo una continuidad espacial que elimina la línea entre el interior de la vivienda y su jardín.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir