Agrandar imagen | Ver tamaño original
Justo en el corazón del distrito administrativo gubernamental del centro de Tokio, hay un retiro de 160 metros cuadrados de puro deleite, un pequeño manifiesto creado como una arquitectura hiperestética. Una paleta de colores pastel, materiales naturales y artificiales y un diseño abierto e interconectado se combinan para crear un mundo interior voluptuoso, suave y perfectamente equilibrado. Se utiliza una combinación de técnicas contemporáneas y artesanía tradicional, con detalles de madera y gabinetes hechos a mano por carpinteros calificados y puertas de marquetería fabricadas mediante corte por láser. Los materiales son celebrados por su sensualidad y su efecto en la imaginación, y no por su origen, por lo que los mármoles artificiales hechos de plástico translúcido están junto al abeto acabado a mano de la más alta calidad, que está junto a los mangos de porcelana hechos a mano, que a su vez están al lado de accesorios de nailon bellamente brillantes, alfombras hechas a mano, vinilo y papel tapiz de textura exquisita junto con acabados de plástico semimate. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir