Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una vivienda es una de las tipologías arquitectónicas más significativas que experimentamos a lo largo de nuestra vida. Sirviendo en gran parte como un espacio privado importante, una casa representa seguridad, propiedad y una sensación de respiro lejos del resto del mundo. También ha sido históricamente un lugar de rutina, donde comenzamos y terminamos nuestro día, siguiendo los mismos patrones a través de diferentes espacios que utilizamos. Podemos dormir en nuestras habitaciones, relajarnos en una sala de estar, cocinar en una cocina y comer en un comedor. A pesar de la rigidez del propósito de cada habitación, hay algo en un hogar que apreciamos debido a estas rutinas estandarizadas. Pero con las nuevas tendencias en tecnología, un cambio hacia un mundo cada vez más digitalizado y la brusquedad del cambio provocado por la pandemia de COVID-19, ¿cómo podríamos reconsiderar lo que significa un hogar y cómo podríamos adaptar sus diseños a los comportamientos recién aprendidos? ¿Qué pasa si la raíz de la vivienda proviene de cómo vemos y utilizamos una casa en sus elementos fundamentales? Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir