Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado en Perdizes, un barrio muy concurrido de São Paulo, este apartamento fue diseñado para ser un refugio para los residentes en medio de la agitación de São Paulo. Amantes del estilo minimalista, la pareja de propietarios quería un apartamento con la mayor integración posible, colores claros y texturas naturales. El elemento principal y punto de partida del proyecto era una columna central entre la cocina y la sala de estar, que no se podía quitar. La solución encontrada fue dejar a la vista la estructura original de hormigón, así como el conjunto de vigas que dibujan el revestimiento del área social. Casi todos los muros fueron demolidos y muy pocos reconstruidos, permitiendo una nueva distribución de las habitaciones. El apartamento, que antes sólo tenía un baño, recibió una suite principal, un armario ampliado y un nuevo baño. La cocina y la sala de estar estaban totalmente integradas, pero con soluciones que escapan a lo común. El concepto de una isla o cocina americana dio paso a la mesa de comedor en mármol de carrara, que va en línea con la columna de hormigón visto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir