Roberta Brandes Gratz: "Joan Davidson demostró lo poco que se necesita para hacer grandes cosas"

Roberta Brandes Gratz: "Joan Davidson demostró lo poco que se necesita para hacer grandes cosas"

Este artículo se publicó originalmente en Common Edge como "Joan K. Davidson and the Fight for New York".

A medida que la desigualdad de ingresos ha aumentado en los últimos años, se ha puesto en duda el papel de la filantropía. ¿Son las donaciones benéficas de los individuos ricos y las empresas poderosas siempre una fuerza positiva, o es esa conexión con la riqueza y el poder un compromiso inevitable? ¿A quién benefician realmente las donaciones filantrópicas, a los beneficiarios o a los donantes? Son preguntas complicadas. Pero las donaciones verdaderamente inteligentes son una fuerza transformadora. No sólo pueden financiar causas valiosas, sino que, si se hacen en el momento adecuado, pueden sembrar las semillas del cambio social.

La autora y urbanista Roberta Brandes Gratz ha publicado un nuevo libro sobre una de estas ciudadanas ilustradas y la organización que dirigió: It's a Helluva Town: Joan K. Davidson, the J.M. Kaplan Fund, and the Fight for a Better New York. Hace poco hablé con Gratz sobre cómo, al relatar la historia de Joan Davidson y el Fondo J.M. Kaplan, también cuenta la historia de la ciudad de Nueva York en los años 70, cómo su agitación y tumulto, sus batallas políticas, ayudaron a reposicionar la ciudad para su futuro renacimiento.

Martin C. Pedersen (MCP): ¿Cuál es la historia principal que se cuenta en este libro?

Roberta Brandes Gratz (RBG): Se trata de las lecciones del exitoso renacimiento de la ciudad de Nueva York a partir de los años 70 y de las personas que lo hicieron posible. Hay historias y personas aquí que tienen sus paralelos en otras ciudades. En un momento en el que todas las ciudades y pueblos están pensando en cómo reconstruirse después del Covid-19, las lecciones del renacimiento de Nueva York en los años 70 son un libro de útiles jugadas. En el corazón de ese exitoso renacimiento están Joan Davidson y el Fondo J.M. Kaplan.

MCP: Háblame de la historia del origen del libro.

RBG: Conocí a Joan en la década de 1970, cuando era reportera del New York Post y cubría muchos de los temas y proyectos que ella financiaba. Lo que me sorprendió en aquel momento fue que no mucha gente conocía estos proyectos, problemas y controversias. El Fondo J.M. Kaplan era una verdadera filantropía activista, que apoyaba a muchos grupos de ciudadanos que luchaban por sus comunidades, normalmente contra inmobiliarias o políticas municipales abusivas. A lo largo del tiempo nos hicimos amigas, y hace unos años algunos de sus amigos y yo hablamos de cómo su verdadero legado era en gran parte desconocido y muy poco apreciado. Dije: "Debería haber un libro", y lo siguiente que supe fue que me proponía escribirlo. 

MCP: ¿Por qué los urbanistas deberían preocuparse por Davidson y el Fondo J.M. Kaplan?

RBG: Joan no tuvo miedo de involucrarse en algunos de los asuntos más cruciales de la ciudad: la lucha contra Westway, la autopista de sustitución de 12 carriles para el West Side de Manhattan; o por el rescate de dos de los teatros más importantes de Broadway, innecesariamente demolidos para dejar paso al terrible hotel de John Portman; o por las diversas luchas para salvar edificios emblemáticos en toda la ciudad. La evidencia de personas con agallas en la ciudad de Nueva York es escasa, hay demasiada gente que se preocupa más por ser aceptada que por enfrentarse a los poderes fácticos. Este libro me ha dado la oportunidad de recordar algunas de las batallas más importantes y de mostrar el apoyo del Fondo J.M. Kaplan, especialmente en los primeros pasos de las propuestas.

MCP: En las últimas décadas, la naturaleza de la filantropía ha cambiado, sobre todo de forma negativa. ¿Cuál es la diferencia entre la forma en que Joan y el Fondo J.M. Kaplan operan, y la forma en que las fundaciones y los individuos ricos lo hacen hoy?

RBG: Kaplan no esperaba propuestas detalladas. Si tenías una buena idea o una buena causa y podías mostrar el apoyo de otros ciudadanos locales, podías conseguir una subvención. A menudo no era mucho, pero eso sólo demostraba lo poco que a veces se necesitaba para poner en marcha grandes cosas.

MCP: En el libro, usted utiliza el término "filantropía activista". ¿Qué significa eso en el contexto actual, cuando la desigualdad de ingresos ha alcanzado niveles que no se habían visto desde la Era Dorada? 

RBG: Joan y el Fondo fueron fundamentales para ayudar a hacer crecer el movimiento de conservación histórica en el momento en que era menos aceptado. Estaban dispuestos a apoyar importantes demandas contra inmobiliarias. Y se mantuvieron firmes al lado de los derechos y libertades civiles, apoyando desde el principio los derechos de los homosexuales, y enfrentándose a grandes empresas como Con Edison, cuando el futuro del río Hudson estaba en juego. Ese capítulo del libro sobre la lucha para salvar el Hudson no es nada conocido. Así que el libro no sólo se centra en Joan y el Fondo, sino que revela una importante historia de Nueva York.

MCP: Para los estándares actuales, el fondo Kaplan es bastante modesto. Tiene una dotación de unos 130-140 millones de dólares. ¿Cómo se las ha arreglado con tan corto presupuesto?

RGB: Kaplan solía ser la primera o, al menos, una pequeña subvención inicial, pero era como el sello de aprobación de Good Housekeeping para que otras fundaciones e individuos la siguieran. Sus subvenciones iniciales solían dar lugar a un apoyo mayor. Lo mismo puede decirse de la Fundación Astor. Ambas apoyaron a menudo lo mismo y siempre al principio.

MCP: El problema actual de las donaciones de las fundaciones está ligado a un contexto más amplio. Demasiadas cosas que antes formaban parte del bien común y se financiaban en gran medida a través de los impuestos han pasado a manos de las fundaciones y los individuos más adinerados. ¿Tienen las fundaciones demasiado poder? 

RBG: Esa es una pregunta capciosa, pero en el caso de Kaplan no se aplica realmente, porque sus subvenciones nunca fueron enormes. En todo caso, esas subvenciones permitieron plantar cara a los poderes que no tenían buenas intenciones. A veces obligaba a los funcionarios elegidos a seguir con la financiación pública para no quedarse fuera.

MCP: ¿Qué lecciones tienen Davidson y el Fondo J.M. Kaplan para la actualidad?

RGB: Hay dos lecciones importantes en este caso: una, lo significativas y verdaderamente importantes que pueden ser las pequeñas donaciones financieras; y dos, lo fundamentales que son para la ciudad estos esfuerzos de base. Si se sigue la historia de las subvenciones de Kaplan, se ve claramente cómo la verdadera revitalización urbana empieza desde abajo, y que una y otra vez algunas de las subvenciones más pequeñas conducen a los mayores éxitos. Por ejemplo, Kaplan concedió la primera subvención al parque lineal High Line. No existe mejor ejemplo de gran éxito. También concedió la primera subvención al parque de bolsillo de la calle 103 Este. Eso dio lugar al movimiento de los parques de bolsillo en toda la ciudad y luego a nivel nacional en Estados Unidos. También está el movimiento de los mercados verdes. Kaplan financió el primero de ellos aquí, y luego mira lo que pasó.

Todas las historias de este libro demuestran el gran cambio que pueden suponer los pequeños esfuerzos y cómo los iniciadores son siempre los habitantes locales. Para mí, lo más divertido de este libro fue poder recordar a la gente la gran variedad de temas que marcan la historia de la ciudad de Nueva York en el último medio siglo. Ya había escrito sobre algunos de ellos antes, pero siempre es útil volver atrás y recordarnos a todos lo que realmente funciona, en lugar de lo que los supuestos expertos nos dicen que funciona. El libro está lleno de lecciones para hoy.

Portada del libro "It’s a Helluva Town: Joan K. Davidson, the J.M. Kaplan Fund, and the Fight for a Better New York". Imagen © Bold Type Books
Portada del libro "It’s a Helluva Town: Joan K. Davidson, the J.M. Kaplan Fund, and the Fight for a Better New York". Imagen © Bold Type Books
Sobre este autor/a
Cita: Pedersen, Martin . "Roberta Brandes Gratz: "Joan Davidson demostró lo poco que se necesita para hacer grandes cosas"" [Roberta Brandes Gratz: "Joan Davidson Showed How Little It Sometimes Took To Get Big Things Started"] 28 mar 2021. Plataforma Arquitectura. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/959228/roberta-brandes-gratz-joan-davidson-demostro-lo-poco-que-se-necesita-para-hacer-grandes-cosas> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.