No más residuos: 10 formas de incorporar la economía circular a la arquitectura

No más residuos: 10 formas de incorporar la economía circular a la arquitectura

Una economía circular es un sistema económico destinado a eliminar el desperdicio y el uso continuo de recursos. Mirando más allá del actual modelo industrial extractivo que produce una enorme cantidad de desechos, una economía circular tiene como objetivo redefinir el crecimiento, centrándose en sus beneficios positivos para toda la sociedad. Implica desacoplar gradualmente la actividad económica del consumo de recursos finitos y eliminar los residuos del sistema. Respaldado por una transición hacia fuentes de energía renovables, el modelo circular genera capital económico, natural y social.

La economía circular se basa en tres principios:

  • Eliminación de los residuos y la contaminación.
  • Mantener los productos y los materiales en uso.
  • Regenerar los sistemas naturales.

Economía lineal v/s Economía circular. Image via Wikimedia Commons
Economía lineal v/s Economía circular. Image via Wikimedia Commons
Ilustración del concepto de Economía Circular. Image via Wikimedia Commons
Ilustración del concepto de Economía Circular. Image via Wikimedia Commons

Existen muchas formas en que las empresas que son parte de la industria de la construcción pueden incorporar ideas de la economía circular en los campos de la producción y el consumo.

1. Actualización del vidrio como revestimiento exterior

A medida que el enfoque del diseño sostenible continúa desplazándose desde la eficiencia hacia otros dos pilares de la discusión: la suficiencia y la coherencia, la el temas de las "renovaciones" comienza a pasar a primer plano. En relación al vidrio, líderes de la industria como Saint-Gobain están desarrollando constantemente nuevas formas de pensar el potencial del material y su uso prospectivo, actualizando sistemas que han ido quedado obsoletos. El simple hecho de cambiar los viejos sistemas vidriados por otros nuevos, sostenibles y eficientes puede marcar una gran diferencia en la huella ecológica y la calificación de eficiencia energética de un proyecto arquitectónico.

Por ejemplo, la transformación de viviendas sociales en Burdeos y París en 2019 por Lacaton & Vassal, Frédéric Druot y Christophe Hutin, muestra cuán poderosos y duraderos pueden ser los efectos de este proceso. Los arquitectos explican que "la transformación le entrega a todas las viviendas nuevas cualidades espaciales y de vida, al hacer un inventario muy preciso de las cualidades existentes que debían conservarse y lo que debía complementarse". Los fabricantes de Glassolutions de Saint-Gobain en Coutras suministraron el vidrio para los ascensores externos, totalmente acristalados.

Antes de la renovación y adición del vidrio. Grand Parc in Bordeaux / Lacaton & Vassal. Image © Jordi García via EU Mies
Antes de la renovación y adición del vidrio. Grand Parc in Bordeaux / Lacaton & Vassal. Image © Jordi García via EU Mies
Antes de la renovación y adición del vidrio. Grand Parc in Bordeaux / Lacaton & Vassal. Image © Jordi García via EU Mies
Antes de la renovación y adición del vidrio. Grand Parc in Bordeaux / Lacaton & Vassal. Image © Jordi García via EU Mies

2. Refabricación

La refabricación, también conocida como "fabricación con valor agregado" se refiere a la reconstrucción de un producto según las especificaciones del producto original utilizando una combinación de piezas nuevas, reparadas y reutilizadas. Requiere la reparación o sustitución de componentes y módulos desgastados u obsoletos. Muchas empresas están comenzando a aplicar ideas similares, especialmente en las industrias automotriz y de la construcción, donde la maquinaria y el material con grandes sistemas de fabricación se pueden recuperar y reutilizar para reducir su impacto ambiental. Por ejemplo, la madera remanufacturada se puede utilizar fácilmente en marcos, revestimientos, y otras operaciones de valor agregado dentro de un proyecto construido.

3. Fabricación "de la cuna a la cuna"

El diseño "de la cuna a la cuna" (también conocido como cradle-to-cradle, 2CC2, C2C, o diseño regenerativo) es un enfoque biomimético para el diseño de productos y sistemas que modela las industrias humanas según los procesos de la naturaleza, donde los materiales se consideran nutrientes que circulan en metabolismos saludables y seguros. La idea fue profundamente explorada y presentada por el arquitecto William McDonough en su libro de 2002 Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make Things. Desde entonces, las ideas de McDonough sobre el C2C se han afianzado en las áreas de la ética de la construcción y el diseño en general.

Los nutrientes biológicos y tecnológicos del C2C. Image via Wikimedia Commons
Los nutrientes biológicos y tecnológicos del C2C. Image via Wikimedia Commons

La empresa de suelos Desso ha sido una de las pioneras en el enfoque cradle-to-cradle. La compañía innova en torno a los principios de la economía circular, desarrollando programas de devolución y productos con componentes reciclables que se puede separar del soporte y utilizar una y otra vez. Al utilizar electricidad hidroeléctrica 100% renovable en cada etapa de la fabricación de alfombras, además de trabajar en el desarrollo de bases de materiales biodegradables para sus modelos, como los subproductos del maíz y el hilo de bambú, Desso es un gran ejemplo de la aplicación práctica de los principios del C2C en el diseño arquitectónico.

4. Aislamiento de lana de vidrio

La lana de vidrio es un material aislante hecho de minúsculas fibras de vidrio, unidas con un aglutinante en una textura similar a la lana. El proceso atrapa muchas pequeñas bolsas de aire entre las fibras de vidrio, y estas pequeñas bolsas de aire dan como resultado propiedades de alto aislamiento térmico. La lana de vidrio se produce en rollos o en placas, con diferentes propiedades térmicas y mecánicas. ISOVER de Saint-Gobain, por ejemplo, produce aislamiento de lana de vidrio que es energéticamente eficiente y sostenible.

La lana de vidrio ISOVER utiliza un alto porcentaje de vidrio reciclado –hasta un 70% (y en promedio más del 50%)– y es totalmente reciclable, incluyendo un rendimiento de aislamiento muy alto en relación a su bajo CO2. Otros de sus beneficios incluyen un volumen reducido de empaque debido a la alta compresión del producto, su naturaleza liviana que le permite encajar muy bien en construcciones livianas, su fácil desmontaje (e instalación en sistemas sin pegamento) y servicios de reciclaje ofrecidos en varios países.

ISOVER Glass Wool Insulation . Image Courtesy of Saint-Gobain
ISOVER Glass Wool Insulation . Image Courtesy of Saint-Gobain

"House of the Sea", una sala de conferencias de reutilización adaptativa diseñada por Stefano Boeri Architetti en 2009, es un ejemplo de un proyecto que utiliza la lana de vidrio para cumplir con los requisitos de producción de emisiones.

House of the Sea / Stefano Boeri Architetti. Image © Iwan Baan
House of the Sea / Stefano Boeri Architetti. Image © Iwan Baan
House of the Sea / Stefano Boeri Architetti. Image © Iwan Baan
House of the Sea / Stefano Boeri Architetti. Image © Iwan Baan

5. Pago por Lux

En los últimos años han surgido una serie de nuevos modelos comerciales colaborativos que tienen como objetivo aprovechar el exceso de capacidad que producen muchas industrias. Con estas ideas en mente, un proyecto desarrollado por Thomas Rau y Philips buscó eliminar el exceso de capacidad desde el principio vendiendo la luz como un servicio. El concepto de 'Pago por Lux' consiste en proporcionar la cantidad exacta de luz necesaria para el cumplimiento de tareas específicas, incluyendo los costos de mantenimiento. Siempre que sea necesario cambiar la iluminación, Philips puede adaptar el sistema existente a los requerimientos del cliente o simplemente recuperar sus materiales y reciclarlos a través de LightRec (el socio de Philips responsable de la reutilización de los componentes de iluminación). La gestión eficaz de los sistemas dio como resultado una reducción total de la energía de entre un 35% a un 55% como resultado de la instalación de iluminación LED, así como otro 20% a través del proceso de optimización de Philips.

6. Reutilización de muebles

Solo en los Estados Unidos, se desperdician anualmente 15 millones de toneladas de muebles y solo el 2% se recupera para su reciclaje. Al mismo tiempo, cada año en una ciudad como Nueva York, un cuarto de millón de personas dejan la ciudad y otros llegan. El potencial real del mercado de muebles usados se ha estimado en $10 mil millones de dólares por año. Alpay Koralturk creó Furnishare (ahora Kaiyo) en 2014, después de una serie de movimientos frustrantes, habiendo tenido que vender y comprar muebles muchísimas veces.

Cansado del desperdicio y la baja calidad de los muebles provocados por este modelo lineal de producción y consumo, Koralturk patentó el modelo Kaiyo en el que una serie de componentes giran en torno a un concepto central: mantener en uso muebles de alta calidad, entregando un valor adicional para los propietarios anteriores y opciones más flexibles para futuros compradores. El modelo brinda a las personas la oportunidad de monetizar un activo subutilizado en lugar de simplemente deshacerse de él, un proceso que en sí mismo podría costar dinero. Cuando los artículos son devueltos a Kaiyo, después del período de arrendamiento, se reparan, se limpian y se vuelven a introducir en el mercado.

7. Modularidad 

La demanda de muebles de oficina está creciendo rápidamente: para 2024, el tamaño de la industria se estimará en 100 mil millones de dólares (USD). La fabricación de muebles de oficina requiere una gran cantidad de materiales y energía, y el 80-90% de estos valiosos recursos se pierden después de un corto período de uso. Ahrend, una empresa holandesa de diseño de espacios de trabajo, ofrece a sus clientes mobiliario como servicio (furniture-as-a-service FAAS) en el que los clientes pagan una tarifa mensual y devuelven los muebles cuando ya no los necesitan.

"Furniture as a Service funciona como una suscripción de arriendo operativo. Esto significa que Ahrend sigue siendo el propietario de los muebles y las personas solo pagan por el período en que usa el producto. Por lo tanto, mantiene su capital de trabajo disponible para su actividad principal y nunca se paga demasiado porque solo se paga lo que se está usando", comenta el ex vicepresidente senior de Ahrend, Peter Veer.

8. Las oportunidades del hormigón reforzado con vidrio

El hormigón reforzado con vidrio (GRC) incluye en su mezcla fibras de vidrio de alta resistencia. Estas fibras actúan como el principal componente portador de carga, mientras que la mezcla circundante las mantiene en su posición y transfiere las cargas entre las fibras. Tanto las fibras como la mezcla son buenas para conservar sus identidades físicas y químicas, combinando estas propiedades para crear un compuesto de alto rendimiento. Esto difiere del hormigón prefabricado tradicional, que utiliza acero como elemento principal de carga. Si bien esto funciona bien a mediano plazo, todos sabemos que el acero tiende a corroerse, lo que genera posibles problemas estructurales en un par de décadas. Las fibras de vidrio no se oxidan.

La tendencia hacia la construcción sostenible y la economía circular es una gran influencia dentro del clima actual de la arquitectura, y la nueva generación de GRC livianos es definitivamente un componente clave de este movimiento. Pruebas recientes muestran que el GRC ahora se ve como un material de construcción energéticamente eficiente, capaz de lograr una calificación de material BREEAM A+. Grupo Rieder es una empresa austriaca que ofrece productos GRC utilizando materias primas naturales. Los paneles de hormigón reforzado con fibra de vidrio son incombustibles, sostenibles y duraderos. Pueden fijarse visiblemente u ocultarse sobre una subestructura metálica y teñirse con pigmentos de color naturales.

Concrete Panel - Glossy | Rieder Group. Image Courtesy of Archdaily
Concrete Panel - Glossy | Rieder Group. Image Courtesy of Archdaily
Concrete Panel - Glossy | Rieder Group. Image Courtesy of Archdaily
Concrete Panel - Glossy | Rieder Group. Image Courtesy of Archdaily

9. Edificios circulares

“Tenemos un problema de materiales en el lugar equivocado” es una frase muy citada del pionero del cradle-to-cradle, William McDonough. De hecho, la mayoría de los recursos que se encuentran en los productos simplemente se "utilizan", en lugar de "agotarse". Los materiales en sí todavía están disponibles, pero con frecuencia son difíciles de recolectar y recuperar, o no pueden agregarse de una manera que haga viable su recolección.

Villa Welpeloo es una casa y un estudio de arte diseñado y construido en 2005 por Superuse Studios. Si bien la casa es llamativa desde el punto de vista arquitectónico, hay dos características que la hacen especialmente digna de mención. En primer lugar, el 60% de la casa está compuesta de materiales recuperados de la zona, y Superuse usó una estrategia novedosa pero accesible para encontrar esta materia prima. "Hablamos con personas que tienen acceso a los flujos de materiales de desecho. Google Earth nos ayudó a identificar el stock de desechos en las zonas industriales", explica Jan Jongert, arquitecto y jefe de investigación de Superuse Studios.

Villa Welpeloo, Allard van der Hoek. Image Courtesy of Superuse Studios. Image Courtesy of Superuse Studios
Villa Welpeloo, Allard van der Hoek. Image Courtesy of Superuse Studios. Image Courtesy of Superuse Studios

El acero se obtuvo de maquinaria utilizada anteriormente en la producción textil, una industria que alguna vez fue prominente en la región de Enschede, en los Países Bajos, donde se encuentra la casa. La madera utilizada en la fachada se tomó de 200 carretes de cable dañados, entregando piezas de tamaños y formas uniformes. Esta madera tradicionalmente se convertiría en tableros de partículas (o peor aún, terminaría incinerada) reduciendo efectivamente la utilidad del material. El rescate de todos estos materiales se llevó a cabo en paralelo con el proceso de construcción. La estrategia "Superuse" de cambiar el rendimiento de un material no solo se ha adoptado como el nombre de la propia empresa, sino que también se ha investigado y utilizado en alrededor del 90% de sus 180 proyectos.

Villa Welpeloo, Allard van der Hoek. Image Courtesy of Superuse Studios. Image Courtesy of Superuse Studios
Villa Welpeloo, Allard van der Hoek. Image Courtesy of Superuse Studios. Image Courtesy of Superuse Studios

10. Pasaportes de productos

La industria del transporte marítimo depende actualmente de dos productos básicos en particular: combustible y acero, y el acero representa aproximadamente el 98% del volumen de un buque portacontenedores promedio. En respuesta a la volatilidad de los precios del acero y del combustible, Maersk desarrolló un "Pasaporte cradle-to-cradle". Este pasaporte, una novedad en la industria del transporte marítimo, comprende una base de datos en línea para crear un inventario detallado que se puede utilizar para identificar y reciclar los componentes del barco con una calidad más alta que nunca.

Como resultado, los materiales, incluidas las 60.000 toneladas de acero por barco, se pueden clasificar y procesar de manera más eficaz, manteniendo sus propiedades inherentes y, con suerte, mantener un buen precio cuando se revenden.

Dado que la industria de la construcción depende en gran medida del envío de materiales y productos a nivel mundial, un sistema como el "Pasaporte C2C" puede marcar una gran diferencia en la huella general de cada proyecto, de principio a fin.

Sobre este autor/a
Cita: Bartolini, Olivia. "No más residuos: 10 formas de incorporar la economía circular a la arquitectura" [No More Waste: 10 Ways to Incorporate the Circular Economy into an Architectural Project] 07 jun 2021. Plataforma Arquitectura. (Trad. Franco, José Tomás) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/962814/no-mas-residuos-10-formas-de-incorporar-la-economia-circular-a-la-arquitectura> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.