Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos

David Maulén

EXPLORA AQUÍ LOS ARTÍCULOS DE ESTE AUTOR

Las dinámicas redes de colaboración del Bauhaus en las décadas de los treinta y cuarenta

Tras el cierre de la Bauhaus en 1933 por parte del gobierno nazi -quien consideraba que era un "centro de intelectualismo comunista"- varios de sus miembros escaparon del país. Y si bien es sabido que Estados Unidos recibió a Walter Gropius y Ludwig Mies van der Rohe, aún no es muy conocido que la Bauhaus fue fundamental en países como Japón o Israel, y por supuesto, influencia para varios países de América Latina.

En la siguiente colaboración, David F. Maulén ahonda en los detalles detrás del proyecto interdisciplinario liderado por la historiadora de arte Magdalena Droste, quien indaga en el inicio de las nuevas redes de intercambio surgidas en distintos puntos del planeta en las décadas de los años treinta y cuarenta, forjadas por quienes emigraron de la Alemania nazi una vez que la Bauhaus cerró involuntariamente sus puertas.

Conoce esta nueva colaboración, después del salto.

Un proyecto interdisciplinario de Magdalena Droste (historia del arte) y Patrick Rossler (ciencias de la comunicación), coordinado por Anke Blumm (historia del arte), en colaboración con mediaarchitecture.de.

Intercambios directos y reinterpretaciones de la HfG Bauhaus en Chile (Parte II)

Cortesia de David Maulén
Cortesia de David Maulén

Compartimos con ustedes la segunda y última parte del artículo de David Maulén -actual coordinador de contenidos influencia Bauhaus en Chile, exposición Bauhaus Films- sobre el historial de intercambios directos de la HfG Bauhaus en Chile y su indudable influjo desde fines de la década del 20, en el contexto de los cambios radicales, sociales y culturales, surgidos a raíz de la Primera Guerra Mundial.

Esta situación, según el autor, también definía a su manera un espíritu equivalente en toda América Latina, identificando a la educación como una de las principales herramientas de transformación para lograr estos cambios. Y si aún no has leído la primera parte de este artículo, revísalo acá.