Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Reyner Banham

Reyner Banham: Las más recientes noticias y obras de arquitectura

Los 125 mejores libros de arquitectura

Para los arquitectos, arquitectas, ciudadanos interesados y estudiantes por igual, los libros de arquitectura ofrecen un conocimiento e instancias de reflexión invaluables, en temáticas prácticas, inspiradoras, académicas o de cualquier otro tipo. Para quienes buscan expandir sus intereses, el equipo de ArchDaily ha compilado una amplia lista de libros de arquitectura que consideramos de interés para todos ustedes.

Hemos seleccionado libros de todo el mundo con el objetivo de compilar la mayor cantidad de visiones de los más diversos contextos culturales del planeta. Esta selección en constante actualización abarca desde ensayos sobre el crecimiento de las ciudades hasta teoría, urbanismo y novelas.

A continuación, nuestras 125 sugerencias, todas acompañadas de una breve descripción a cargo del editor o editora que escogió el libro.

Ángeles, La arquitectura de cuatro ecologías / Editorial Gustavo Gili

El historiador y crítico británico Reyner Banham descubre en Los Ángeles esta “ciudad instantánea en un paisaje instantáneo”, “una extraordinaria mezcla de geografía, clima, economía, demografía, mecánica y cultura”, y amplía no solo del concepto de ciudad, sino de la arquitectura misma, estableciendo cuatro ecologías de estudio —las playas, las colinas, las planicies y la red viaria— de una manera inclusiva, evitando cualquier estudio cliché sobre las supuestas maldades de muchos relatores foráneos de la ciudad.

¿Instalaciones y mecanismos técnicos a la vista en la arquitectura?

'Cuando tu casa contiene semejante complejo de cañerías, conductos de humos, cables, luces, enchufes, hornos, piletas, trituradores de residuos, antenas, refrigeradores, calentadores – cuando contiene tantos servicios que el equipo podría soportarse por sí mismo sin ayuda de la casa, ¿para qué tener una casa para sostenerlo? Cuando el costo de todo este instrumental es la mitad del costo total (o incluso más), ¿qué es lo que está haciendo la casa excepto esconder sus partes pudendas mecánicas de la mirada de los transeúntes?' (Reyner Banham) [1]

Habitualmente, la arquitectura es pensada como una carcasa, escondiendo el complejo sistema de redes y flujos que permite que podamos habitarla. El camino natural –y familiarizado– parece ser ese: esconder lo que nos parece poco atractivo y crear escenarios según las modas del momento o el gusto del cliente.

¿Pero qué pasa si estos mecanismos son expuestos a la vista de sus usuarios? Aparentemente muy poco. Sigue siendo una operación expresiva y formal, a menos que sus mecanismos empiecen a ser parte de la estructura o del espacio, o sean aprovechados en favor de sus habitantes.