Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. The Architect's Newspaper

The Architect's Newspaper: Las más recientes noticias y obras de arquitectura

¿Por qué son tan utilizadas las esculturas de Alexander Calder en renders arquitectónicos?

OMA, Park Grove Condos, Miami, muestran el Flamingo de Calder, 1973. La obra en realidad está instalada en la Federal Plaza de Chicago. Imagen Cortesía de OMA
OMA, Park Grove Condos, Miami, muestran el Flamingo de Calder, 1973. La obra en realidad está instalada en la Federal Plaza de Chicago. Imagen Cortesía de OMA

Este artículo se publicó originalmente en The Architect's Newspaper bajo el título "Rendering LOL: How architects are absurdly using Calder sculptures."

¿Por qué tantos arquitectos utilizan esculturas de Alexander Calder en sus renders, incluso cuando las obras no tienen nada que ver con la institución o el proyecto mostrado? La Fundación Calder ha seguido este fenómeno, y los resultados se muestran en las imágenes de este artículo.

Una nueva exposición en el Museo Whitney de Nueva York explora los móviles—esculturas cinéticas con componentes cuidadosamente balanceados que revelan sus propios sistemas únicos de movimiento—creadas por el escultor americano Alexander Calder desde 1930 hasta 1968, ocho años antes de su muerte.

Ateliers Jean Nouvel, 53 W. 53rd Street, Nueva York, muestra Sumac de Calder, 1961. Es parte de una colección privada. Imagen Cortesía de Ateliers Jean Nouvel Bjarke Ingels Group (BIG), Middle East Media Headquarters, muestra La Grande vitesse de Calder, 1969. Imagen Cortesía de BIG Skidmore, Owings & Merrill LLP (SOM), Godrej BKC, Mumbai, muestra La Grande vitesse de Calder, 1969. Imagen Cortesía de SOM Flamingo, 1973, instalado en el Federal Center Plaza, Chicago. Imagen © Samuel Ludwig + 15

¿Debe Airbnb ayudar a salvar esta joya de alta tecnología?

Este artículo fue publicado originalmente por The Architect's Newspaper como "¿Por qué Airbnb debería ayudar a salvar un icono arquitectónico?".

Si tuviera que adivinar, diría que han pasado cuarenta años desde que Columbus, Indiana, fue el tema candente de las conversaciones relacionadas con el diseño en cócteles y reuniones en la ciudad de Nueva York. En aquellos días, fue el mecenazgo sobrecargado del industrial J. Irwin Miller y sus relaciones con diseñadores como Eero Saarinen y Alexander Girard que impulsaron una ola de arquitectura innovadora y provocativa en la pequeña ciudad del medio oeste. Columbus, con una población de 45.000 habitantes, cuenta con una estación de bomberos diseñada por Robert Venturi, una escuela de John Johansen, un parque de Michael Van Valkenburgh y varios edificios de Eliel y Eero Saarinen, entre ellos la emblemática Miller House.