Clásicos de Arquitectura: Capilla del Monasterio Benedictino / Gabriel Guarda, Martín Correa

© Foto Vía Flickr. Usuario: Sustainable Frog

La capilla del monasterio Benedictino de Santa María de las Condes, apreciable desde distintos puntos de la zona oriente de Santiago, Chile, es un volumen blanco, ubicado en media falda del cerro Los Piques.

Esta iglesia fue diseñada por dos arquitectos jóvenes, Gabriel Guarda y Martín Correa, y es reconocida como una de las obras cúlmine de la arquitectura moderna en este país.

© Foto vía Flickr. Usuario: ricky´s shots

Esta obra supo recoger una reflexión larga en torno del tema eclesiástico y un modo muy particular de concebir una arquitectura moderna. Una de las decisiones importantes de sus arquitectos fue la interpretación, con talento y originalidad, del sentido de una década de búsqueda colectiva en torno de estos temas.

El concepto central de este proyecto, es decir, los simples volúmenes blancos, que se caracterizan por la forma en que son penetrados por la luz, encuentra su origen, al menos en Chile, en la capilla para el Fundo los Pajaritos, una de las primeras obras de Alberto cruz Covarrubias.

© PUC Faba

El origen de esta iglesia parte con la fundación de la comunidad benedictina de Las Condes, la cual tuvo lugar a fines de los años treinta. Temporalmente se instalaron en la chacra Lo Fontecilla y luego se mudaron al lugar que ahora ocupa el Hospital de la Fuerza Aérea. Finalmente la comunidad se consolida con el apoyo de la abadía de Beuren en Alemania y se instalan en su actual sitio en el cerro Los Piques.

© Foto vía Flickr. Usuario: Pablo_panorama

Hubo varios proyectos para el monasterio, desde un concurso privado, en donde se construyeron solamente las celdas y una capilla provisoria, hasta un proyecto de la Universidad Católica de Valparaíso, que aportó con una circulación diagonal y la idea de dejar a la iglesia en el acceso a todo el conjunto.

Finalmente el proyecto de Gabriel Guarda y Martín Correa para la iglesia se desarrolla del 1961 al 1962. Hicieron un estudio intenso, utilizando maquetas de gran tamaño para ver los efectos de iluminación, que son el tema central del proyecto. Se construyó entre 1962 y 1964.

© Foto Vía Flickr. Usuario: Sustainable Frog

El recorrido hacia el acceso, bastante extenso, va ascendiendo por una curva suave en la ladera del cerro, divisando al final de éste, precedida por una gran explanada, la iglesia. A simple vista se puede dar cuenta de la complejidad de su diseño.

Por otra parte, el recorrido interior por la iglesia se explica a partir por una parte del eje diagonal que vincula a ambos cubos entre sí y por otra, un recorrido perimetral, el cual tiene su punto de partida en el acceso y finaliza en la imagen de la Virgen. Llegando a este punto se hace presente el eje diagonal, que continua hasta la parte posterior de la nave, accediendo a la capilla del Santísimo, y luego al presbiterio.

Planta General

Además el recorrido se puede prolongar hacia arriba, desde el presbiterio sale una escalera que alcanza la cubierta de la iglesia y permite llegar al campanario. Esta iglesia se pensó para ser comprendida en la medida en que se recorre.

Axonométricas

Son dos volúmenes cúbicos blancos, que se intersectan en su eje diagonal y se acompañan se una serie de volúmenes menores integrados que articulan el total. Los más perceptibles son el pequeño cubo del campanario, el cuerpo de acceso y el de la rampa que lleva a la nave de la iglesia.

Cada uno de estos cubos es de 14 por 14 metros en planta, con una altura que va entre los 10 y los 14 metros de alto (altura del campanario).

© Foto vía Flickr. Usuario: Pablo_panorama

En su interior, el eje diagonal, de unos 30 metros, que vincula a ambos cubos, se origina en el espacio que acoge la imagen de la Virgen y se prolonga hasta la sede del celebrante, situada en el lado opuesto al cubo de los monjes. Esta diagonal actúa como el eje longitudinal de la iglesia. En la intersección de los cubos se encuentra el altar como pieza que articula a los fieles y los monjes.

La asamblea de los fieles se divide en cuatro sectores que se ordenan Radialmente hacia el altar, con bancos muy simples y livianos, entregándole todo el protagonismo al espacio entre los muros blancos.

La Capilla del Santísimo, situada al nor-poniente, se hace presente a través de una ventana interior en la nave de los fieles.

© Foto Vía Flickr. Usuario: Sustainable Frog

La idea del cubo de luz que alcanza este proyecto tiene una perfección considerable. Acá la luz se hace compleja y variada. Esta penetra desde distintos puntos, en diversas formas y niveles. Por ejemplo en ambas naves la luz entra por arriba, y en la capilla del Santísimo por debajo de la rampa de acceso y desde enfrente en la ventana vertical que se oculta tras la sede.

La idea es que las aristas de los volúmenes se perforaran y así destruir la constitución de los cubos, reduciéndolos prácticamente a planos percibidos de manera independiente, apareciendo estos cubos como puro espacio y pura luz.

Arquitectos: Gabriel Guarda y Martin Correa
Ubicación: Cerro Los Piques, Santiago, Chile
Área Proyecto: aprox. 500 m2
Año Proyecto: 1964

Referentes: PUC Faba, “Los Hechos de la Arquitectura” Fdo. Perez Oyarzún- Alejandro Aravena- José Quintanilla, Pablo Cabrera Ferralis, Ricardo Urrutia, Sustainable Frog

Cita: Duque, Karina. "Clásicos de Arquitectura: Capilla del Monasterio Benedictino / Gabriel Guarda, Martín Correa" 15 Nov 2010. Plataforma Arquitectura. Accesado el 17 Apr 2014. <http://www.plataformaarquitectura.cl/?p=59719>
20 Comentarios »
Add ratingSubtract rating 3
gonzalo dice:

absolutamente “de culto”

 
# November 15, 2010 a las 18:24
Add ratingSubtract rating 1
clementeguarda dice:

la mejor obra de Chile, orgullo de familia

 
# November 16, 2010 a las 01:55
Add ratingSubtract rating 0
JUAN PABLO OLIVA dice:

EX-CE-LEN-TE.

 
# November 16, 2010 a las 09:14
Add ratingSubtract rating 1
Marcelo dice:

Gran obra, siempre pertinente su publicación.
Ojo con algunas fotos, que están chuecas o mal encuadradas.

 
# November 16, 2010 a las 10:13
Add ratingSubtract rating 1
rodrigo dice:

excelente obra!!!
alguien sabe en q horarios se puede visitar???

 
# November 16, 2010 a las 10:14
Add ratingSubtract rating 2
beto dice:

Gran obra, las fotos no le hacen justicia, no por calidad, sino por que es muy dificil captar la atmosfera. Con la obra de Peter Zumthor, me imagino que pasa algo parecido.

 
# November 16, 2010 a las 10:50
Add ratingSubtract rating 1

Simplemente hermoso… uno de los edificios mas increíble que Chile tiene…los croquis son tan de esta época.Junto a la capilla cubo de Alberto Cruz, dos ejemplos de arquitectura de una época de excelente arquitectura_ two thumbs up!!

 
# November 16, 2010 a las 12:05
Add ratingSubtract rating 0
Jeancarlo dice:

Me gusta ese juego con la luz! increible…

 
# November 16, 2010 a las 23:15
Add ratingSubtract rating 1
EMERSON GÁMEZ dice:

excelente trabajo… parece que chile tiene gran arquitectura desde hace rato.

 
# November 16, 2010 a las 23:54
Add ratingSubtract rating 0
Gonzalo Arriagada dice:

Para mi gusto, lejos lo mejor que hay en Chile, es realmente alusinante estar ahi y ver como la luz construye cada espacio y facina a cada persona que va. En verdad un lujo tener una obra de esta categoria al alcanse. Creo que cada vez que voy me facina mas el trabajo de luces que se le dio en el interior. Claramente un ejemplo a seguir en cuanto a arquitectura y un orgullo para Chile sin duda alguna.

 
# November 17, 2010 a las 00:26
Add ratingSubtract rating 0
David Marin dice:

sin apellidos, esta obra es impresionante por la espacialidad lograda, es un imperdible para cualquier estudiante de arquitectura.

 
# November 17, 2010 a las 01:33
Add ratingSubtract rating 1
ernesto dice:

Una clase de arquitecura sobre la importancia del sonido. Esta obra es una verdadera oscilación sonora. Buscaban la luz y la obra por si misma termino encontrando el sonido perfecto. Azar y percepción.

 
# November 18, 2010 a las 17:46
Add ratingSubtract rating 0
anonimo dice:

Gabriel Guarda nació en 1928

 
# November 29, 2010 a las 00:48
Enlaces a este artículo »
Dejar un comentario »

 

Si bien los mismos lectores pueden moderar los comentarios, estos deberá tener un carácter proactivo y constructivo, manifestando sus puntos de vista con respeto a las obras y las personas (leer más sobre esto). Si quieres tener tu propio avatar, tan solo debes crear una cuenta en Mi Plataforma, la que estará asociada a tu email. Recuerda que Plataforma posee filtros automáticos que a veces marcan ciertos comentarios para moderación, por lo que tu comentario podría demorar unos minutos en aparecer publicado.