Plataforma Fotógrafos: Aitor Estévez Olaizola

  • 13 Apr 2012
  • por
  • PUBLICADO EN: Plataforma Fotógrafos ,

La Ciudad Incandescente · analógico · 35mm · 6x exposiciones ©aitorestevez

Esta semana en nuestra serie de entrevistas en Plataforma Fotógrafos, les queremos presentar al arquitecto Aitor Estévez Olaizola, titulado por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de San Sebastián. Aitor, siempre ha estado en contacto directo con la disciplina fotográfica, y en el año 2008 comienza a dedicarse a la fotografía profesional de arquitectura y otras formas de expresión artística, sin abandonar su trabajo como arquitecto.

A continuación los dejamos con una entrevista exclusiva y una selección de sus mejores imágenes, tanto digitales como análogas.

Arco del Triunfo · Barcelona · analógico · 35mm · triple exposición ©aitorestevez

1. ¿Cuando y como empezaste a fotografiar arquitectura?

La primera experiencia que recuerdo con una cámara fotográfica surgió cuando tomé prestada la Agfamatic de mis padres a la edad aproximada 10 años. Era una cámara de aquellas tipo Instamatic de carrete formato 126, ya obsoleto. La cogí y fotografié un carrete entero con algunas imágenes de mi barrio natal desde las ventanas de casa. Vivíamos en la periferia de una pequeña ciudad, y yo me sentía extrañamente fascinado por aquellos paisajes en el límite entre lo urbano y lo rural. Evidentemente en aquel momento no sabía por qué me interesaba todo aquello, ni siquiera sabía lo que era la ciudad y la arquitectura, pero por algún motivo aquellas visiones ejercían sobre mí un magnetismo especial.

Como no podía ser de otra manera, cuando mis padres encontraron el carrete agotado, me gané una buena reprimenda, y por supuesto, aquellas fotografías nunca fueron reveladas. Pero fue entonces cuando me enamoré de aquella máquina que registraba lo que veías mirando a través de aquel diminuto visor. Para mí era algo mágico. Mis padres sólo me permitían utilizar la cámara esporádicamente para sacar fotos de grupo en algunos eventos familiares: “Antonio, déjale al niño sacar alguna foto para que se quede tranquilo!” Evidentemente, para mí no era suficiente poder utilizar aquella herramienta mágica tan sólo en los cumpleaños y en Navidades, y de la manera a la que me obligaban mis padres, así que adoptando una actitud rebelde decidí que no quería saber nada más de aquel aparato.

La Ciudad Celeste · analógico · 35mm · doble exposición ©aitorestevez

2. ¿Eres arquitecto?

Soy arquitecto por la E.T.S.A de San Sebastián desde el 2004. Fue durante la carrera cuando me reenamoré de la fotografía. Realizamos algunos viajes por algunas ciudades europeas, y la cámara fotográfica se convirtió en una compañera indispensable. Mientras estudiaba trabajé durante una temporada como ilustrador creativo para una empresa de alimentación los fines de semana, y todo el dinero que gané lo invertí en una réflex Canon de carrete de 35mm. Desde entonces nos convertimos en compañeros inseparables. Con ella conseguí ganar algunos concursos de fotografía a nivel local, pero jamás me plantee que aquello se podía convertir en una profesión. Lo hacía como amateur, simplemente por gusto. Mi único interés era registrar aquello que veía y despertaba mi interés, casi siempre arquitecturas y paisajes urbanos, para ir construyendo una memoria propia. Aún hoy hago servir esta cámara para algunos proyectos personales de fotografía analógica.

Durante y después de acabar la carrera trabajé como arquitecto en varios estudios de San Sebastián, y posteriormente me mudé a Barcelona, donde seguí desarrollando mi oficio en varios despachos de esta ciudad. En ellos solía hacer las fotografías de maquetas, y algunos trabajos de campo, como cuando teníamos que hacer un concurso por ejemplo, yo realizaba las fotografías del solar y del entorno. Fueron mis propios compañeros los que me animaron a dedicarme profesionalmente a la fotografía, algunos de ellos incluso me encargaron reportajes fotográficos de sus obras finalizadas. Y así fue como aterricé en el mundo de la fotografía profesional de arquitectura, de una manera indirecta, pero natural, allá por el año 2008. Creo que de algún modo, estaba predestinado a realizar este tipo de trabajo.

Pasaia ©aitorestevez

3. ¿Por qué te gusta fotografiar arquitectura?

La fotografía de arquitectura engloba mis dos mayores pasiones. Entre ellas, por un lado la fotografía, y por otro la arquitectura, se establece un diálogo permanente, una relación de simbiosis que las alimenta recíprocamente.
A mi modo de ver la fotografía es fundamental para explicar la arquitectura, y a pesar de que siempre realizas unas fotos habituales o recurrentes, cada edificio te ofrece la oportunidad de mirar la arquitectura de una manera que no habías hecho antes. Para mí esto es lo más atractivo de este oficio, aprender a mirar de nuevo cada vez que realizas un trabajo diferente. El hecho de enfrentarte a cada edificio con “las manos vacías”, pasar un día con él, escucharlo, tratar de entenderlo, interpretarlo, emocionarte a veces con ciertas perspectivas, sombras, situaciones inesperadas, el uso que hace la gente de él, y llegar a la noche a casa o al hotel con los bolsillos llenos de imágenes que documentan todo este proceso resulta una sensación muy gratificante.
Generalmente trato de buscar las perspectivas que mejor explican el edificio, así como la luz y la composición de la foto. Intento ser comedido en mis planteamientos, ya que considero que en este tipo de imágenes es la arquitectura la protagonista, y no la fotografía. Son fotografías descriptivas, el fin es mostrar la arquitectura de la manera más objetiva posible. Por supuesto, siempre encuentras momentos en cada reportaje para romper estas reglas.

Tempodrom · Berlín ©aitorestevez

4. ¿Arquitecto favorito?

Todos aquellos que siguen consiguiendo sorprenderme, emocionarme, y de los cuales puedo seguir aprendiendo, ya sea por la forma de utilizar los materiales, o por la relación que la arquitectura establece con el entorno y con sus propios usuarios, o por la sencillez y rotundidad de sus propuestas, o por sus soluciones inesperadas pero efectivas, o por la humildad y la constancia a la hora de desempeñar su oficio trabajando mucho y esperando poco a cambio, o por sus propuestas geniales que no se conforman sólo con resolver problemas prácticos sino que aspiran a resolver problemas más allá de la propia construcción…

102 viviendas en Parla · Arquitécnica ©aitorestevez

5. ¿Obra favorita?

La que esté fotografiando en ese preciso instante.

Estación St. Andreu Llavaneres · 7sis ©aitorestevez

6. ¿Cómo trabajas? (independiente? con revistas, arquitectos? viajas?)

Por un lado trabajo por encargo para estudios de arquitectura. Hasta el momento no he tenido que desplazarme al extranjero. Todos los reportajes que he realizado han sido por el centro de España y por la zona mediterránea. Me gusta viajar por trabajo porque es un viaje no sólo físico, sino también mental. Nunca eres el mismo cuando vuelves.

Por otro lado desarrollo un trabajo más personal fotografiando paisajes y arquitecturas minoritarias, que no tienen la repercusión de otras actuales, o que para mucha gente carecen de valor. Me resultan de gran interés las arquitecturas
accidentales, anónimas, pseudoarquitecturas, construcciones que están en el límite… En un mundo saturado de arquitectos mediáticos y obras singulares, me parece muy necesario reflexionar acerca del sentido de la arquitectura buscando este tipo de paisajes y obras, más desnudas y sinceras, cotidianas, desprovistas de excesos y artificios. Poniendo en práctica estas inquietudes ahora me encuentro inmerso en un proyecto que consiste en retratar algunos espacios industriales de Barcelona y Cataluña. Me apasiona la arquitectura industrial porque tiene un sentido meramente funcional, y esto la dota de una gran belleza.
También desarrollo por puro placer otro tipo de proyectos personales que tienen que ver más con registrar emociones y estados de ánimo, sobre todo experimentando con fotografía analógica, con sus procesos químicos, y la posibilidad de realizar múltiples exposiciones en el mismo fotograma.
La aparición de los smart-phones y las posibilidades que ofrecen en cuanto a captura y edición de imágenes han supuesto una nueva oportunidad de hacer fotografía. Es fantástico llevar siempre una cámara fotográfica en el bolsillo! …en el momento más inesperado surge una buena foto y siempre tienes la orportunidad de hacerla y de compartirla al instante. Hace una semana sin ir más lejos fue publicado un artículo en el blog Archidose con unas fotografías que realicé con mi iPhone en la Barceloneta (mientras daba un paseo por la playa con algunos amigos) de un prototipo de casa solar instalado en el Puerto Olímpico.

Estación Montcada · 7sis ©aitorestevez

7. ¿Que equipos y software usas?

Para mis proyectos profesionales uso cámaras y lentes Canon. Ya en el estudio utilizo Mac, y los programas habituales de postprocesado de imágenes. Mi flujo de trabajo nunca es excesivo, lo cual me permite trabajar sólo y controlar todo el proceso desde el contacto con el cliente y la toma de imágenes, hasta su entrega y publicación. Ya he comentado que siempre llevo un iPhone en el bolsillo…
Para mis proyectos personales me pierdo entre decenas de cámaras analógicas de todos los tipos y formatos, pero eso ya es otra historia…

Centro Salud Ciudad Real III · Arquitécnica ©aitorestevez

Cita: Molinare, Alexandra. "Plataforma Fotógrafos: Aitor Estévez Olaizola" 13 Apr 2012. Plataforma Arquitectura. Accesado el 18 Apr 2014. <http://www.plataformaarquitectura.cl/?p=151367>
3 Comentarios »
Enlaces a este artículo »
Dejar un comentario »

 

Si bien los mismos lectores pueden moderar los comentarios, estos deberá tener un carácter proactivo y constructivo, manifestando sus puntos de vista con respeto a las obras y las personas (leer más sobre esto). Si quieres tener tu propio avatar, tan solo debes crear una cuenta en Mi Plataforma, la que estará asociada a tu email. Recuerda que Plataforma posee filtros automáticos que a veces marcan ciertos comentarios para moderación, por lo que tu comentario podría demorar unos minutos en aparecer publicado.