Casa São Paio / Materia Arquitectónica

planta
planta

Se optó la utilización de materiales de la región con una expresión contemporánea pero sin dejar de lado su naturaleza artesanal. La zona pública de la casa, ubicada debajo de una cubierta de madera de doble altura, apostó por evitar muros convencionales como divisores de espacios. La estrategia fue la creación de volúmenes contenedores de las funciones de servicio o soporte como cocina, baño, museo y un gimnasio personal.

De esta manera, el techo de madera actúa como un velo que da sensación de continuidad a los vacíos que quedan entre los volúmenes, y que son los espacios ocupados para el “vivir”: sala, comedor, oficina y estudio. Así mismo, la disposición de los volúmenes origina diversos remates visuales que aparecen conforme se recorre la casa, haciendo alusión al sentido de sorpresa y encuentro de los callejones típicos portugueses. El diseño se fijó particularmente en resaltar las condiciones de las juntas y aristas para delimitar bien el inicio de los materiales y las envolventes de los volúmenes. Los elementos del nuevo proyecto guardan una separación de los muros antiguos, y en sus excepciones, lo hacen con una junta que denota dicho acercamiento. Así se logra una integración respetuosa de lo antiguo con lo actual.

La zona privada de las recámaras está separada por un portal en el muro original de granito, que actúa como una transición desde lo luminoso y lo expuesto hacia la penumbra y lo íntimo. El acceso es a través de una escalinata de desarrollo irregular que crea descansos que resaltan la presencia de momentos de luz y oscuridad a lo largo del trayecto. Los muros antiguos de granito delimitan los espacios de las habitaciones y la separación de estos con el pasillo de escalera se logra con la aparición de un muro que a su vez contiene las áreas de guardado de las recámaras (closets).

En el exterior se utilizó el granito del lugar para formar un patio de acceso con una escalera y un espejo de agua flanqueado de un área de plantas aromáticas. En los accesos al jardín desde la sala y comedor se colocaron otros dos espejos de agua junto con una terraza de madera. En todo momento, el proyecto se presenta como un juego de contrastes entre las geometrías y los materiales, donde la luz se habilita como mediadora de las experiencias y momentos particulares de la casa.

Sistema estructural La casa se compone de la estructura original de la Quinta a base de muros de granito de 80 cms de espesor. Los muros que presentaban debilidad estructural debieron ser demolidos y vueltos a ejecutar respetando sus ejes originales pero pudiendo modificar la ubicación de ventanales. Los nuevos muros exteriores fueron hechos en albañilería con trabes y castillos de concreto y recubiertos en el exterior por bloques de granito de menor espesor. Entre el muro de granito exterior y el muro interior de albañilería se colocó un aislante térmico especial.

Los techos de los entrepisos tuvieron que ser demolidos y fueron realizados de nuevo en concreto. La techumbre del área pública tuvo que ser re‐edificada utilizando el mismo sistema estructural de vigas de madera. La losa se compone de un sistema aligerado que integra en un solo panel de techo duela de madera hacia el interior, seguido de un aislante térmico y finalmente una capa de MDF para intemperie que recibe teja tradicional de barro hecha en la región. Los materiales de la estructura debían por reglamento ser los mismos que utilizó la Quinta hace 300 años.

Cita:Catalina Gutiérrez. "Casa São Paio / Materia Arquitectónica " 29 May 2014. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/02-126295/casa-sao-paio-materia-arquitectonica>