Opinión: Heredar el contexto

Open-uri20140723-19943-evjdta

© Guillermo Hevia García El contexto en una obra suele entenderse muchas veces como su entorno o lugar circundante, y que está definido en general por factores físicos. Este contexto puede estar condicionado por un paisaje, topografía, clima, suelo o en situaciones urbanas por los vecinos, edificaciones u otros elementos. Qué pasa sin embargo con el contexto cultural, aquellos factores o condiciones que han sido definidos por otros anteriores a nosotros, y que nos han heredado un modo de hacer las cosas o en otros casos, ciertas preexistencias. Al proponer un nuevo proyecto no debería ser este un elemento fundamental a respetar.

Open-uri20140723-19943-79lfcp

© Guillermo Hevia García El contexto en una obra suele entenderse muchas veces como su entorno o lugar circundante, y que está definido en general por factores físicos. Este contexto puede estar condicionado por un paisaje, topografía, clima, suelo o en situaciones urbanas por los vecinos, edificaciones u otros elementos. Qué pasa sin embargo con el contexto cultural, aquellos factores o condiciones que han sido definidos por otros anteriores a nosotros, y que nos han heredado un modo de hacer las cosas o en otros casos, ciertas preexistencias. Al proponer un nuevo proyecto no debería ser este un elemento fundamental a respetar.

Open-uri20140723-19943-1b8l8ip

© Guillermo Hevia García Muchas veces la arquitectura opera en una lógica de tábula rasa, borrando todo aquello que hubo en un determinado lugar con anterioridad y al volver a construir omite las lógicas o reglas definidas por una determinada cultura con anterioridad. Una manera muy válida de aproximación, con algunos reparos obviamente, es lo que sucede en ciudades donde el crecimiento o densificación se lleva a cabo por superposición, es decir, tomando como punto de partida la base y trazados existentes.

Open-uri20140723-19943-luuty6

© Guillermo Hevia García Esto se pone de manifiesto por ejemplo en la ciudad del Cusco, y todos aquellas ciudades incas que posteriormente fueron conquistadas por los españoles. En este caso ante la imposibilidad de destruir aquello que ya existía, los españoles se vieron en la obligación de construir sobre los muros ya existentes. Por un lado, el trazado de la ciudad inca se mantiene y se nos hereda hasta nuestros días, sin embargo se ha partido el perfil de la calle, al superponer nuevos edificios.

Open-uri20140723-19943-6aanni

© Guillermo Hevia García Por un lado se colocaron en valor estructuras existentes, sin embargo, se perdió probablemente el patrimonio arquitectónico y cultural más valioso que nos heredara la cultura incaica. El resultado, sin embargo, una de las ciudades más interesantes y arquitectónicamente ricas de America Latina.

© Guillermo Hevia García ¿Cómo debería ser la manera de proceder sobre lo existente? ¿Cómo es la manera en que debemos heredar, aquello que otros definieron con anterioridad?

Cita:Guillermo Hevia García. "Opinión: Heredar el contexto" 30 May 2014. ArchDaily. Accessed . <http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/02-173567/opinion-heredar-el-contexto>
comments powered by Disqus