Estrategias Morfológicas de diseño Sismo Resistente para la Construcción Contemporánea en Tierra Portante

Por Macarena Gaete Cruz

Open-uri20140729-12357-wzo94i

Por Macarena Gaete Cruz

Pese a los inigualables beneficios inherentes a la construcción con tierra, tanto en términos económicos y sociales, como ecológicos, resulta imposible desconocer su alta vulnerabilidad estructural que se debe en parte, a su poca resistencia a la tracción ante eventos sísmicos. El presente artículo consiste en un resumen del trabajo realizado hasta la fecha por la autora, con motivo de la ejecución de su tesis magistral. Dicha tesis contempló un estudio que no se ha hecho mayormente por los investigadores en la materia. Si bien existen diversas recomendaciones de construcciones en tierra a modo de manual, se intentó relacionar la variable de la forma construida con un método específico de reforzamiento sismo resistente. Se llevó al extremo a dicho sistema mixto con el fin de ser un aporte al conocimiento y contribuir a su estudio específico. Se estudió el comportamiento y vulnerabilidad de edificaciones en tierra portante (adobe y tapial). Se consideró también el patrón de falla de las construcciones de carácter hispano-andinos que son expuestos por los principales autores investigadores de la materia. De este análisis, se dilucidó el sistema de reforzamiento estructural más efectivo para obras nuevas, con el fin de profundizar en el estudio de un caso específico de refuerzo para su posterior desarrollo morfológico.

Ahora, entendiendo específicamente que la débil resistencia a tracción de las mamposterías en tierra provoca su alta vulnerabilidad sísmica, y considerando que reforzarlas con materiales de mayor ductilidad permite solucionar este problema, se sostiene que la morfología de la construcción es una variable fundamental, en tanto es capaz de minimizar las exigencias a tracción y potenciar las compresiones.

1. INTRODUCCIÓN

La edificación con tierra se remonta a miles de años. Es difícil decidir si este material fue el primero con que construyó el hombre, sin embargo, es claro que junto con las fibras naturales y las piedras, la tierra es uno de los materiales más ancestralmente utilizados.

Hoy en día la construcción en tierra sigue vigente de manera esporádica y localizada en los sectores rurales de Chile. Estas prácticas son en general espontáneas y no cuentan con el asesoramiento de manuales. De hecho, nuestro país carece de normativas que regulen este tipo de construcciones, aún cuando Chile es un país sísmico.

La construcción de nuevos proyectos de tierra enfrenta diversos problemas, entre los cuales destaca el hecho de que una adecuada estructuración antisísmica no es siempre lograda. Este estudio intentará equiparar criterios, con respecto a las recomendaciones, en términos tanto formales, como constructivos que son necesarios para obtener construcciones antisísmicas de tierra. La caracterización de este tipo de técnicas ha sido descrita por diferentes autores y normas, que han analizado este tipo de construcción en base a su vulnerabilidad y comportamiento sísmico. El presente estudio forma parte de una tesis de magister e intentará articular dicha información, ofreciendo recomendaciones comparadas. Esta recopilación podrá servir como base para la elaboración de normativas futuras.

2. FUENTES DE INFORMACIÓN

Este estudio está basado en varias publicaciones existentes sobre la materia, además del ejercicio de ensayos prácticos. Si bien, muchas publicaciones son bastante conocidas por las personas que construyen con tierra, este artículo es un aporte recopilatorio y comparativo. Además, se consideró la inclusión de la norma peruana y entrevistas realizadas por la autora, que serán publicadas en su tesis magistral. Las publicaciones incluyen los siguientes autores; John Norton, Paul Graham Mc Henry, Instituto CRATerre, Gernot Minke, Julio Vargas, Jorge de Olarte, Hugo Pereira, Red Proterra, e incluye la Norma peruana E.080. En general se trata de publicaciones de las últimas dos o tres décadas.(1)

3. OBJETOS DE ESTUDIO; ADOBE Y TAPIAL

La investigación se centrará en dos técnicas tradicionales, bastante difundidas en Chile y el mundo, y que corresponden a utilizaciones de la tierra como elemento estructural del muro en las construcciones. Esta labor estructural de la tierra significa una mayor vulnerabilidad sísmica, por lo que merecen un estudio específico.

La técnica del adobe se refiere a los bloques o ladrillos de tierra producidos a mano en moldes llenados con barro y secados al aire libre. La construcción con adobe se realiza como cualquier mampostería, pero se utiliza mortero de tierra.

El sistema denominado tapial consiste también en la construcción de bloques de tierra, pero estos se van construyendo directamente en el muro en su ubicación definitiva. Se utilizan encofrados parciales que se van rellenando por capas de tierra que se comprimen de manera mecánica o manual. Los moldajes se van trasladando alrededor del edificio en capas horizontales ascendentes hasta constituir una mampostería de tierra que carece de mortero. La investigación de realiza en un contexto de alto riesgo sísmico y recursos limitados con una ética ecológica, razón por la cual no se considera en este estudio el uso de estabilizantes que pudieran significar un mayor costo y la contaminación de la tierra. Por este mismo motivo no se consideró en el estudio la construcción con bloques de tierra comprimida (BTC), a pesar de que actualmente, es una técnica bastante difundida e investigada. Aún cuando estas posibilidades ayudan en ocasiones a contrarrestar los esfuerzos sísmicos, se optó por no considerarlos en esta etapa de la investigación.

Para ambas técnicas, adobe y tapial, se estudiaron las capacidades estructurales generales, además de su comportamiento frente al sismo, y su patrón de daños hasta llegar al colapso. Luego se realizó un estudio específico de las recomendaciones, tanto formales, como constructivas de diseño antisísmico de muros portantes de tierra.

Se realizó una comparación entre diferentes autores y luego una unificación de criterios. Esto dio por resultado una recopilación de las principales directrices de diseño antisísmico para construcciones en tierra portante. Una vez realizada la comparación, se procedió al desarrollo de prototipos a escala que fueron sometidos a ensayos de resistencias, los cuales mostraron comparativamente las morfologías de construcción más acordes con las técnicas de tierra portante. Por ser este artículo un reporte del avance parcial de la tesis, se expondrá aquí más bien el aporte recopilatorio, y luego, una vez sistematizados los ensayos, se procederá a exponerlos durante la ponencia.

4. DOSIFICACIÓN DE LA TIERRA Y EVALUACIÓN DE SU RESISTENCIA.

La elaboración de muros de adobe o tapial consiste en dos etapas principales: trabajos previos de dosificación de la tierra, y elaboración de bloques y/o muros. 4.1 Ensayos de reconocimiento, dosificación y humedecimiento de la tierra.

La primera etapa está compuesta por una serie de acciones; selección de las tierras, su extracción, transporte, trituración, dosificación, humedecimiento y mezclado final. Dichas acciones contemplan tres categorías de ensayo que se definen por su propósito; ensayos de reconocimiento, ensayo de dosificación, ensayo de humedad.

Se hizo un repaso por las características que deberá tener una tierra para utilizarse para cada técnica ya que la composición granulométrica de cada técnica posee una influencia en su desempeño estructural. Se vio que, además de no coincidir todas las recomendaciones, estas se basan en estandarizaciones de granulometrías diferentes, lo que hace aún más difícil su comparación. La imagen muestra rangos recomendados de dosificaciones para ambas técnicas. Es posible notar que si bien existe una coincidencia entre los rangos, la diferencia de dosificación aparente entre ambas técnicas pareciera no ser tal.(2) Luego la humedad de la mezcla se analiza en base a ensayos de humedad, bajo recomendaciones dadas por los diferentes autores. Al parecer es este aspecto el que significa la principal diferencia entre cada técnica en términos de la mezcla a utilizar.

4.2 Ensayos de control de calidad y resistencias. La segunda etapa es diferente para cada técnica; mientras en el adobe se fabricarán los ladrillos y luego se construirá el muro, el tapial fabrica los bloques en su ubicación definitiva en el muro, por lo que estos dos pasos son simultáneos. El adobe contemplará primero el moldaje de los ladrillos y su secado, para luego la construcción del muro y su secado. En el tapial en cambio, se construirán los muros mediante los bloques, que luego se dejan secar ya emplazados en el muro.

Open-uri20140729-12357-p4rsis

4.2 Ensayos de control de calidad y resistencias. La segunda etapa es diferente para cada técnica; mientras en el adobe se fabricarán los ladrillos y luego se construirá el muro, el tapial fabrica los bloques en su ubicación definitiva en el muro, por lo que estos dos pasos son simultáneos. El adobe contemplará primero el moldaje de los ladrillos y su secado, para luego la construcción del muro y su secado. En el tapial en cambio, se construirán los muros mediante los bloques, que luego se dejan secar ya emplazados en el muro.

Fig.2 - Gráfico recopilatorio de valores estructurales. (Créditos: Macarena Gaete, 2009)

Las técnicas que se estudiaron constituyen muros macizos de tierra que sirven de masa y estructura del muro. Es su naturaleza fragmentaria la que permite considerar ambas técnicas como mamposterías portantes y serán consideradas en el estudio ya que su comportamiento estructural es semejante. La tierra es un material frágil, tiene una alta resistencia a la compresión, pero baja a la tracción. Se analizó en este estudio los intentos por aumentar su baja ductilidad y privilegiar estrategias compresivas de estructuración.

Es difícil determinar valores de resistencia que se ajusten con exactitud a cada técnica, sin embargo hay ciertas publicaciones que establecen rangos recomendables para cada uno. Es sabido, y se observa en el gráfico, que el tapial es algo más resistente que el adobe. Estos valores pueden obtenerse de ensayos de campo o laboratorio tales como de compresión, módulo de ruptura, penetración del cuchillo, etc. Como se observa en la tabla, las resistencias a la compresión alcanzadas son bastante diferentes y varían presumiblemente por los distintos sistemas de medición utilizados. Lo que proporciona esta tabla es una comparación de las principales publicaciones, cosa que sirve de cualquier modo cuando se requieren los valores para modelaciones digitales de análisis estructurales. Es posible notar que no aparece información alguna acerca de Módulo de Poisson, mas no es posible saber si esto se debe a su inexistencia o su despreciabilidad.

Fig.3 – Patrón de daños de una edificación tradicional y áreas de mayor riesgo estructural. (Créditos: Macarena Gaete, 2009)

Open-uri20140729-12357-1lw8zc0

Fig.3 – Patrón de daños de una edificación tradicional y áreas de mayor riesgo estructural. (Créditos: Macarena Gaete, 2009)

6. ESTRATEGIAS DE DISEÑO SISMO RESISTENTE; ESTRUCTURACIÓN Y MORFOLOGÍA.

6.1 Morfología del muro y el conjunto edificado.

En términos formales, los autores entregan parámetros de dimensión, morfología y configuración de los elementos de la construcción; los muros, los vanos, las esquinas y el conjunto edificado. La intensión de esta serie de parámetros, es asegurar un correcto desempeño sísmico de las construcciones portantes en tierra. En este estudio nos centramos sólo en los parámetros que tienen relación con el muro como elemento estructural de la edificación.

Open-uri20140729-12357-wzo94i

En términos formales, los autores entregan parámetros de dimensión, morfología y configuración de los elementos de la construcción; los muros, los vanos, las esquinas y el conjunto edificado. La intensión de esta serie de parámetros, es asegurar un correcto desempeño sísmico de las construcciones portantes en tierra. En este estudio nos centramos sólo en los parámetros que tienen relación con el muro como elemento estructural de la edificación.

Con respecto a la forma del muro se ha establecido que la relación espesor y altura es importante a la hora de considerar su geometría estructural. Esto se debe a la labor que posee la forma en la estructuración de las construcciones. Mientras algunas estructuras privilegian las tracciones, la tierra necesita una priorización de las compresiones para asegurar su estabilidad, más aún en escenarios sísmicos. La imagen muestra las esbelteces recomendadas por varios autores. Los ingenieros del Getty Conservation Institute establecen que existen tres clasificaciones de esbelteces; muros gruesos, muros moderados y muros delgados. Estos últimos, establecen ellos, deben considerar el reforzamiento con otros materiales, ya que si no, son incapaces de sobrellevar los sismos. Pareciera ser que el límite máximo de esbeltez para muros portantes de tierra en áreas sísmicas correspondería a 8. Esto debido a que los valores inferiores recomendados por Mc Henry y Norton no especifican que correspondan a recomendaciones para zonas sísmicas. Con respecto a la longitud del muro, generalmente se establece un máximo admisible. Esto considerando que de no ser así, se podrá siempre reforzar con contrafuertes y/o vigas superiores. Con respecto a la forma del muro en corte, no hay especificaciones particulares, más que la recomendación de que se tienda a formas trapezoidales.

Fig.5 – Recopilación del dimensionamiento de los vanos. (Créditos: Macarena Gaete, 2009)

El estudio de los vanos se ha referido más que nada a dimensionar los largos admisibles de los mismos, a la vez que los largos de los machones que los conforman. En este sentido, pareciera haber un cierto consenso de que los machones y los vanos debieran medir entre 1.00m y los 1.50m. De esta forma, la medida que establece que el ancho de los vanos debiera medir 1/3 del largo del muro parece acertada. Llama la atención la recomendación de Jorge de Olarte que establece un mínimo de 0.30m y un máximo de 1.50m en la medida de los machones, cosa que se diferencia de las demás recomendaciones. Ahora, hay que considerar que el sistema CET de dicho autor, es un muro reforzado, cosa que cambia la perspectiva estructural del sistema. Por otro lado, parece importante hacer notar que, tanto Gernot Minke, como Jorge de Olarte, promueven la utilización de alfeizares de materiales con mayor flexibilidad. También promueven, junto con Gastón Barrios, la supresión de los dinteles de tierra, y su unificación vertical con la viga superior. Estos aspectos, si bien no cuentan con análisis publicados que los avalen, parecen ser recomendaciones acertadas. Lo que se intenta es suprimir las áreas de mayor vulnerabilidad de la edificación, los vanos, que consisten en cortes parciales del largo del muro. Llama la atención la permisividad de John Norton que establece que los machones deberán tener un mínimo de 0,50m, cosa que otros autores prohíben. Ahora, con respecto a la forma de los muros, se toma como ley, la ortogonalidad, ya que nadie considera soluciones innovadoras o desafiantes en este aspecto.

6.2 Estructuración del muro y los componentes de la edificación.

El diseño sísmico basado en la estabilidad trata de rescatar las características positivas de disipación de energía que los muros de tierra presentan después de aparecidas grietas. Esto lo hace minimizando los daños estructurales y limitando los desplazamientos de los pedazos de muro. Esta acción tiene como fin evitar el colapso y disminuir el riesgo que esto supone para los ocupantes. Las características más importantes en una adecuación sísmica para construcciones de tierra portante según el Getty Conservation Institute son las siguientes:

Open-uri20140729-12357-1yb3fr8

El diseño sísmico basado en la estabilidad trata de rescatar las características positivas de disipación de energía que los muros de tierra presentan después de aparecidas grietas. Esto lo hace minimizando los daños estructurales y limitando los desplazamientos de los pedazos de muro. Esta acción tiene como fin evitar el colapso y disminuir el riesgo que esto supone para los ocupantes. Las características más importantes en una adecuación sísmica para construcciones de tierra portante según el Getty Conservation Institute son las siguientes:

Con respecto a la estructuración, se estudiaron de las recomendaciones antisísmicas en términos constructivos y estructurales. Se concluyó que existe cierto consenso de que el correcto desempeño sísmico de las construcciones depende de la correcta concepción y unión de los elementos (las vigas soleras, los cimientos y la techumbre) que deberán trabajar unitariamente ante un sismo. Con respecto a las vigas, los autores en su totalidad recomiendan su presencia. El principal propósito de estas vigas, es conformar un collar de amarre en la parte superior del muro, que no sólo limite el movimiento de los muros hacia el exterior, sino también hacia el interior. Esto provoca que las construcciones se comporten unitariamente aún cuando los muros, como en el caso del sistema CET, sean monolíticos y discontinuos los unos de los otros. Además, la viga cumple la función de soportar el peso de la techumbre y distribuirlo uniformemente a lo largo del muro. Los autores establecen también que las vigas deberán estar bien ancladas a la parte superior de los muros, con el fin de tender a una estructura unitaria. La materialidad de la viga podrá ser de múltiples materiales que posean resistencia a la tracción; madera, metales, hormigón armado. Por razones de ecología, se descarta, para fines de este estudio, la estructuración con hormigón. Dentro de los contextos sísmicos, los autores parecen recomendar siempre cimentaciones de hormigón. Si bien existen construcciones exitosas con fundaciones de tierra, ladrillos y piedras, el hormigón da una mayor resistencia a los asentamientos diferenciales y los sismos. Con respecto a la forma, cabe decir que los parámetros convencionales para la albañilería podrán ser utilizados. Considerando, sin embargo, que el peso de estas construcciones de tierra es relativamente mayor y bastante significante. Se deberá considerar también el correcto anclaje de los cimientos con el muro mediante varillas entre ambos elementos.

Se habló de la importancia de reforzar muros macizos de tierra portante para proporcionar al muro la resistencia a la tracción necesaria para sobrellevar los sismos sin derrumbes. Estos elementos brindan la ductilidad necesaria a los muros. La imagen muestra las tipologías de reforzamientos que se han recopilado hasta el momento. Estos consisten en varillas, huinchas o tablas de diferentes materiales: madera, nylon, caña, metal y mallas. La columna A muestra los reforzamientos al interior del muro. La columna B, los externos. La columna C muestra los casos extras, como la estructura mixta interior-exterior (C1), las mallas desarrolladas por la Pontificia Universidad Católica del Perú (C2) y finalmente las bandas horizontales de madera y hormigón. Aún el estudio no contempla una comparación certera del mejor o peor funcionamiento de los diferentes sistemas. Lo que sí es posible decir, es que el Getty Conservation Institute privilegia la estructuración interna, por sobre la externa. 7. REFLEXIONES FINALES

Open-uri20140729-12357-1fp6ucq

Se habló de la importancia de reforzar muros macizos de tierra portante para proporcionar al muro la resistencia a la tracción necesaria para sobrellevar los sismos sin derrumbes. Estos elementos brindan la ductilidad necesaria a los muros. La imagen muestra las tipologías de reforzamientos que se han recopilado hasta el momento. Estos consisten en varillas, huinchas o tablas de diferentes materiales: madera, nylon, caña, metal y mallas. La columna A muestra los reforzamientos al interior del muro. La columna B, los externos. La columna C muestra los casos extras, como la estructura mixta interior-exterior (C1), las mallas desarrolladas por la Pontificia Universidad Católica del Perú (C2) y finalmente las bandas horizontales de madera y hormigón. Aún el estudio no contempla una comparación certera del mejor o peor funcionamiento de los diferentes sistemas. Lo que sí es posible decir, es que el Getty Conservation Institute privilegia la estructuración interna, por sobre la externa. 7. REFLEXIONES FINALES

Parece imposible referirse a la dificultad con la que se accede a la información en Chile. Tanto en términos de publicaciones, como en el acceso a laboratorios equipados para fines de la evaluación estructural, es en Chile una quimera. Se debe mencionar que se está consciente que varias recomendaciones importantes han quedado fuera del estudio debido a los elevados costos de adquisición. Ahora bien, es imposible desconocer y demandar la existencia de fuertes vacios de conocimiento que provocan la formulación de mitos e inexactitudes en estos temas. Estos vacios se deben principalmente a la inexistencia de estandarizaciones internacionales, capaces de regir, tanto ensayos como análisis digitales de los prototipos. Junto con esto mismo, es posible denunciar la pequeña cantidad de criterios de diseño antisísmico que se encuentran en publicaciones. Aparecen contradicciones, como por ejemplo la recomendación de que los muros soporten la techumbre o no lo hagan. Mientras el ingeniero Gernot Minke propone prototipos interesantes con estructuración independiente, otros autores establecen que el peso de la techumbre es una herramienta para arriostrar los muros. Recomendaciones cruzadas como estas podrían significar dos cosas; publicadores con poca experiencia y respaldo técnico, o recomendaciones no cabalmente desarrolladas ni explicitadas. Ante este tipo de recomendaciones, el usuario no tiene más que fiarse ciegamente de la recomendación más frecuente y sostener el peso del techo con los muros.

Con respecto a la investigación en curso, se expondrá en la ponencia, parte del estudio realizado por la autora. Este estudio, tiene como fin dar recomendaciones en términos formales para promover construcciones antisísmicas desde su diseño. Parte de estos estudios estarán disponibles en la publicación de la tesis, y vía web una vez que esta sea finalizada.

Open-uri20140729-12357-l82h13

Con respecto a la investigación en curso, se expondrá en la ponencia, parte del estudio realizado por la autora. Este estudio, tiene como fin dar recomendaciones en términos formales para promover construcciones antisísmicas desde su diseño. Parte de estos estudios estarán disponibles en la publicación de la tesis, y vía web una vez que esta sea finalizada.

Existe una pérdida de las tecnologías tradicionales en Chile y varios países debido a la acción de los terremotos, y la consiguiente desconfianza generalizada que se tiene en ellas. La ausencia de criterios o normativas nacionales que regulen las construcciones que consideren la tierra como material predominante y/o estructural limita su uso. Ahora, la aparición de métodos de reforzamiento para mamposterías macizas portantes en tierra cruda supuso una oportunidad de re-validación de dichas técnicas. Sin embargo, tanto las propuestas como los ensayos revisados, consideran morfologías de viviendas tradicionales que resultan, en ocasiones, inadecuadas o indeseadas en el escenario sísmico.

La construcción de los muros considera dos tipos de ensayo; de control de calidad y de resistencias. El primero consiste en pruebas de campo que se realizan para aceptar o rechazar los bloques durante su producción y son fácilmente realizables sin equipos sofisticados. Los segundos ensayos, en cambio, poseen el propósito específico de otorgar valores de resistencias que podrán ser utilizados para fines del cálculo estructural. 5. COMPORTAMIENTO Y VULNERABILIDAD SÍSMICA; PATRÓN DE DAÑOS.

Sin embargo, no es solamente su capacidad resistente la que proporciona indicios de su vulnerabilidad, sino también el comportamiento específico de las técnicas ante un sismo. Los análisis de cálculo de las estructuras pueden realizarse durante el rango elástico de la construcción, y debido a que este es muy corto en las construcciones de tierra, al análisis se hace difícil. De esta forma, una vez que se han formado grietas en la estructura, la predicción del comportamiento se complejiza. La imagen consiste en un resumen de los principales modos de falla, tanto de las construcciones de adobe, como de tapial, establecidos por los autores. La importancia de esta descripción es que grafica la debilidad estructural de las mamposterías de tierra y su comportamiento, proporcionando a los proyectistas la posibilidad de prever la aparición de las fallas para prevenirlas. Estas grietas aparecen al someterse la estructura a esfuerzos excesivos de tracción producto del movimiento del suelo y la inercia que ejerce el peso de la estructura. Dependiendo de la dirección de la edificación, los impulsos se generan en el plano del muro o fuera de él. Es importante prever que, si bien estos daños son predecibles, es necesario saber que en ocasiones, el encuentro de daños provoca un desprendimiento de partes del muro. Para la prevención de las grietas existen dos caminos posibles y complementarios: la utilización de formas construidas adecuadas que privilegien las compresiones minimizando las tracciones, o la estructuración complementaria de los elementos de la edificación. En este último punto se incluye también el complemento estructural de la tierra de los muros, con elementos de mayor resistencia a la tracción (reforzamientos estructurales).

Fig.4 – Recopilación de esbelteces. (Créditos: Macarena Gaete, 2009)

Permitir el balanceo fuera del plano, cosa que el diseño basado en la resistencia evita a toda costa. Limitar el movimiento fuera del plano en su parte superior Proporcionar conexiones flexibles entre muros perpendiculares Proveer amarres que resistan el desplazamiento de los trozos de muro adyacentes, separados por grietas.

Consientes de la necesidad de poner a prueba estas recomendaciones, el estudio intentó recopilarlas y compararlas como un primer paso. Además se realizó un esfuerzo por comprender el comportamiento de las estructuras portantes de tierra con el fin de realizar la segunda etapa de la investigación; el ensayo morfológico. El trabajo que prosigue, consiste en la puesta a prueba de prototipos digitales y a escala. La intensión será develar las morfologías constructivas que correspondan a una mejor estructuración para estas técnicas en particular, ya que se tiene la convicción de que el modelo hispano no es el más adecuado a las técnicas del adobe y el tapial.

Trabajo presentado en seminario en Portugal (SIACOT 9), y publicado en “Terra em Seminario”.

Cita:Invitado. "Estrategias Morfológicas de diseño Sismo Resistente para la Construcción Contemporánea en Tierra Portante" 28 May 2014. ArchDaily. Accessed . <http://www.plataformaarquitectura.cl/02-41003/estrategias-morfologicas-de-diseno-sismo-resistente-para-la-construccion-contemporanea-en-tierra-portante>
comments powered by Disqus