Agrandar imagen | Ver tamaño original
Con vistas al golfo de Alassio, en una excelente ubicación panorámica, una villa del ochocientos incluía, dentro de un gran parque aterrazado, un pequeño edificio anexo (35 m2) en graves condiciones de deterioro e irrecuperable. El cliente decididió su demolición para realizar un nuevo edificio destinado a residencia.  La idea del proyecto ha sido la de adaptar y dar forma al nuevo edificio sobre los típicos aterrazamientos de la colina ligure donde se apoya. El forjado se pliega y se convierte en terraza, salón, cocina, dormitorio y baño, diseñando una escalinata revestida con madera de teca que degrada en la dirección del mar.  El pavimento se convierte en contenedor de objetos: en su interior se esconden los cajones del comedor, los electrodomésticos de la cocina, los arcones de la despensa y los armarios para la ropa, dejando los 35 m2 de superficie del apartamento completamente libres de obstáculos.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir