Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado en el corazón de Shanghai, el complejo de oficinas Shanghai Vanke cuestiona la tipología de del estilo urbano chino de oficinas. Más que crear un monumento a la empresa, el edificio de oficinas está orientado hacia la creación de un ambiente refrescante y acogedor, y  colaborador con todos los habitantes. Con el colapso del espacio público / privado, así como los espacios de trabajo / ocio, la oficina fomenta áreas altamente dinámicas y colaborativas donde los trabajadores, así como los clientes, pueden unirse para crear ideas nuevas e innovadoras. Empujado a treinta metros de la calle principal, la oficina se encuentra emplazada dentro de una gran piscina de agua y una gran zona verde arbolada. A medida que uno se mueve a través del edificio, las fachadas acristaladas y espacios ondulantes y fluidos permiten la creación de un diálogo continuo entre los espacios interiores de trabajo y el entorno exterior natural. Este movimiento ayuda a transportar a los usuarios del edificio lejos de la velocidad y el ruido de la vida diaria típica en Shanghai, a un ambiente más relajado, que normalmente sólo se encuentran fuera de las grandes ciudades de China. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir