Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se trata de una residencia unifamiliar con 350m2 para una pareja con dos hijos, ubicada en un condominio privado, en la ciudad de Porto Alegre. El perfil de los clientes - el es fotógrafo y ella productora de moda - permite proponer soluciones audaces para programar un panorama diseño casi lúdico.  Las parcelas del condominio proponen construcciones separadas con un dominio en las vistas del paisaje del lago artificial en los fondos del terreno. La estrategia fue simple: construir con elementos mínimos.  La pendiente establecida para concentrar los servicios y el estudio, funciona como barrera visual entre el dominio público y privado. El volumen superior, de revestimiento externo en pizarra y de pocas aberturas, alberga la zona íntima como la suite, dos dormitorios y la sala de estar. Sobre él se abordan tres áreas cubiertas - garage y área social - que se relacionan horizontalmente unas con las otras a través del cierre transparente del living.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir