Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se trataba de crear una construcción que representara a nuestro país y que se refiriera a la cuestión del agua y de sus implicaciones medioambientales. Tal era el tema del Pabellón de España para la Expo Zaragoza 2008. Reproducir el espacio de un bosque, o de un conjunto de bambúes sobre una superficie de agua, ha estado presente en el subconsciente del proyecto. Por un lado se crea un… ¿mecanismo edilicio?, capaz de generar increíbles posibilidades desde el punto de vista de la lógica energética y del compromiso medioambiental, cuestión ésta fundamental y emblemática para el futuro Pabellón de España en la Exposición Internacional de Zaragoza. Pero por otro, se traslada a la arquitectura uno de los espacios más atractivos, física y lumínicamente hablando, al que podemos enfrentarnos. Los bosques son espacios cambiantes, llenos de sugerencias y matices, donde conceptos como la verticalidad y la profundidad juegan un papel fundamental. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir