Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Patagonia Chilena, tanto a nivel continental como insular da cuenta de una misma particularidad, distintiva y propia del lugar, EL DESPRENDIMIENTO. Se observa una desunión, una separación de lo que estaba unido, los elementos viven en constante alteración. El desprendimiento genera grietas, aislamientos, torsiones, nuevas tensiones. Los Glaciares se desprenden de grandes masas de hielo, los árboles se inclinan por los vientos, las islas viven separadas de la tierra, rodeadas de agua, la geografía es el reflejo de una erosión enérgica. De esta forma la obra se genera a partir de la interacción de las fuerzas del medio natural, reflejando así el desprendimiento de sus elementos. La obra recoge y utiliza los elementos de la naturaleza como energía vital, de manera de dar cuenta de lo propio de un territorio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir