Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa de ladrillo gris en el Hutong del distrito de Dongcheng, Beijing, fue renovada para una pareja joven. Este edificio de ladrillo y estructura de hormigón, de dos plantas y un subterráneo, fue dejado por el dueño anterior. La casa se localiza en el exterior de un pequeño Hutong, con otras 5 familias en el interior. Debido a la limitación de la privacidad de los vecinos en el Hutong, el interior de la vieja casa estaba cerrado y oscuro. El propósito del arquitecto fue mejorar la estructura interior en base a las condiciones del edificio antiguo, para formar un nuevo un ambiente luminoso, transparente y limpio para el espacio interior, y para formar un interesante contraste con el aspecto exterior del antiguo bloque. Al enfrentar la situación compleja y trivial, el diseñador utiliza "blanco" como el color fundamental, y lleva el espacio de nuevo a un estado inicial puro y abstracto; a través de la demolición y ampliación, genera la sensación de un espacio que fluye mediante el aprovechamiento de las luces cambiantes y las vistas al exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir