Agrandar imagen | Ver tamaño original
El grupo británico de conservación Twentieth Century Society ha denunciado los planes de David Chipperfield Architects para transformar la actual embajada de Estados Unidos en el Reino Unido en un hotel de "clase mundial" con 137 habitaciones. El proyecto de Chipperfield incluye la ampliación del sexto piso del edificio para crear un espacio de doble altura. Esta intervención ha sido motivo suficiente para que la organización proteccionista considere que "ocasionará un significativo y sustancial daño al carácter del edificio". Mientras el cuerpo diplomático estadounidense se trasladará en 2017 al nuevo edificio diseñado por Kieran Timberlake, su actual morada fue comprada en 2009 por la compañía estatal Qatari Diar, quien anunció planes para transformar el edificio en un hotel de lujo, con cinco restaurantes, seis tiendas comerciales, un spa y un salón de baile con capacidad para 1.000 personas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir