Agrandar imagen | Ver tamaño original
El fortalecimiento y el refuerzo de la ciudad El plan maestro general de Porta Volta -debido a su significativa dimensión urbana- tiene un importante potencial estratégico para crear un impacto positivo en sus alrededores. Como parte de la redefinición de la zona de Porta Volta, la Fundación Giangiacomo Feltrinelli tiene la intención de trasladar su sede al centro norte de Milán, considerada como un entorno ideal para las múltiples actividades de la fundación. Junto con el edificio de la Fundación, el proyecto incluye el desarrollo de dos nuevos edificios, principalmente dedicados a oficinas, y una generosa zona verde como extensiones de las avenidas existentes. Un sitio impregnado de historia El análisis histórico del sitio conllevó a la evolución de la propuesta de diseño. La organización urbana de Porta Volta se remonta a lo largo de la Mura Spagnole, la antigua muralla de la ciudad -del siglo XVI- era la última de una serie de fortificaciones que desde la época romana fueron definiendo los límites del crecimiento de la ciudad. Después de la apertura del bastión en el siglo XIX, Via Alessandro Volta sentó las bases para la extensión de la ciudad fuera de los antiguos muros, conectando como un nuevo y prominente eje urbano el centro histórico con el Cimitero Monumentale. Hoy en día, el vacío del sitio es un testimonio de los muros y, al mismo tiempo, un recuerdo de las destrucciones del área durante la Segunda Guerra Mundial. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir