Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este artículo fue originalmente publicado en Metropolis Magazine. Desde hace muchos años, el cambio climático ha sido una preocupación importante para los arquitectos y los ingenieros, y con razón. Después de todo, el entorno construido contribuye a más del 39% de todas las emisiones de CO2 y más del 70% del consumo de electricidad en los Estados Unidos. Varias iniciativas basadas en la arquitectura y el diseño apuntan a orientar la arquitectura lejos de la práctica dañina para el medio ambiente y hacia un enfoque más sustentable. Architecture 2030, una iniciativa de este tipo, cree que para incitar el cambio en el diseño debemos comenzar en su origen: la educación arquitectónica Iniciada en 2002 por Edward Mazria, la organización espera posicionar la arquitectura como parte de la solución al cambio climático. Destacada por sus valiosos recursos, tales como 2030 Palette (una base de datos en línea de simuladores de emisión, datos estadísticos, temas específicos de sitio, códigos de gobierno para el diseño sustentable y más), Arquitectura 2030 acaba de lanzar otro proyecto, un programa piloto titulado 2030 Curriculum Project. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir